Repsol comercializará su plataforma de IA y big data a terceros 

Repsol comercializará su plataforma de IA y big data a terceros 

La plataforma, ARiA, fue diseñada hace dos años para uso interno. Junto Accenture, la energética quiere ayudar a otras empresas a acelerar el uso del big data y la IA.

Repsol, junto a Accenture, comercializará su plataforma de cloud de datos y analítica a terceros, ARiA, con el objetivo de acelerar el uso del big data y desplegar la inteligencia artificial a escala dentro de la organización. Esta iniciativa esta diseñada para facilitar la democratización de los datos en la compañía. 

Esta plataforma cuenta con soluciones para las ingestas de datos, diferentes alternativas de configuración en la nube de Microsoft Azure, herramientas para el gobierno de datos de su laboratorio de desarrollo y modelos de machine learning, entre otros servicios. 

Accenture se encarga de diseñar y poner en marcha el plan comercial de ARiA, así como también tendrá la función de asesor en materia de crear una cultura data driven en las futuras organizaciones adheridas. La consultora y Repsol identificarán también posibles soluciones desarrolladas  en ARia que puedan ser comercializables y aplicables a otras empresas.

Origen de ARiA

Hace dos año, la plataforma ARiA veía la luz. Repsol decidió invertir en el desarrollo de su propia plataforma de big data y analytics sobre Azufre, con el fin de ser capaz de acelerar la creación de soluciones de IA y de escalar el uso de los datos y su analítica a la mayoría d los procesos en todas sus unidades de negocio. 

Al final, se buscaba contar una plataforma única que se convirtiera en el cerebro digital de la organización, que capturase y extrajera datos de todas las fuentes con las que cuentan los distintos negocios y áreas corporativas, y los trasladara a sus data lakes, a la espera de ser utilizados en sus decisiones. 

ARiA ha contribuido de manera directa, en este periodo, a la consecución de parte de los objetivos del Programa Digital de Repsol, que acumula retornos de hasta 300 millones de euros hasta 2020, de los cuales 150 millones son específicos por el uso de datos, analítica e IA.

  • Fotografía: sede de Repsol (Madrid)