PepsiCo incentiva el aumento de prácticas agrícolas regenerativas

PepsiCo incentiva el aumento de prácticas agrícolas regenerativas

El objetivo de la compañía es, a partir de una actividad agrícola regenerativa, construir un sistema alimentario más sostenible

PepsiCo apoya a la agricultura española con una inversión anual de 46 millones de euros y 2.200 empleos en la cadena de suministro agrícola. Su meta principal con este proyecto es reducir tres millones de toneladas de gases de efecto invernadero para 2030 y mejorar los medios de vida de más de 250.000 personas del sector.

Ramón Laguarta, presidente y consejero delegado de PepsiCo, afirma que: “Cualquier plan para hacer frente a los desafíos urgentes del sistema alimentario mundial debe abordar la agricultura, la fuente de alimentación para miles de millones de personas, y palanca clave para abordar el cambio climático y la desigualdad. La agenda de Agricultura Positiva de PepsiCo prioriza la inversión, la innovación y la sólida colaboración con nuestros socios agrícolas para ofrecer impacto en todo el mundo’’.

En España, PepsiCo, trabajará como impulsor de un proyecto de innovación a nivel europeo: un foro con agricultores líderes en sostenibilidad que compartirán conocimientos, formación y buenas prácticas de agricultura regenerativa. Entre ellos, se encuentra Guillermo Holgado, de la Cooperativa Indycons (proveedor de patata de Castilla y León) que utiliza la energía solar para el riego eficiente de sus cultivos; Manuel Aires, agricultor y socio del proveedor Floyma, productor de “minidiques” en el terreno que evitan la escorrentía y la erosión del terreno y Antonio García, agricultor de la Región de Murcia que produce tomate para el gazpacho Alvalle, integrando prácticas de riego eficiente por goteo y control biológico de plagas que evita el uso de insecticidas.

‘’Conectar de forma efectiva a nuestros agricultores y crear una red especializada que comparta las nuevas prácticas de agricultura regenerativa va a ser el generador de ideas y el motor de cambio hacia una agricultura consistente con los nuevos objetivos’’, menciona Ángel Alonso, director del Departamento Agrario de PepsiCo en el Suroeste de Europa.

Objetivos de la agencia de Agricultura Positiva en España:

  • Aumentar las prácticas agrícolas regenerativas para el abastecimiento de la patata, maíz y tomate en más de 8.000 mil hectáreas en Castilla y León, La Rioja, Extremadura, País Vasco, Murcia y Andalucía. Gracias a su Programa de Agricultura Sostenible, PepsiCo incentiva a sus proveedores para que adopten prácticas sostenibles en la dimensión social, económica y ambiental.

PepsiCo trabajará para mejorar ecosistemas, por ejemplo, a través del uso de fertilizantes de bajas emisiones y el desarrollo de otros basados en residuos orgánicos.

Otro ejemplo es el Programa de Consejo Semanal de Riego, permitiendo a los agricultores realizar una gestión eficiente del agua. Los agricultores  han pasado de un ratio de irrigación óptimo del 48% en 2017 a un 93% en 2020. Todo ello a través de la aplicación CropTrak, una herramienta de Big Data exclusiva de PepsiCo que proporciona información valiosa al agricultor para optimizar su explotación.

  • Obtener ingredientes de manera 100% sostenible. Desde 2018, PepsiCo logra en España conseguir una totalidad de cultivos de procedencia sostenible. La compañía, a través del Programa de Agricultura Sostenible, impartió más de 1.800 horas de formación a más de 500 agricultores.
  • Impactar de manera positiva en los agricultores y comunidades donde PepsiCo está presente. En España, la compañía apoya a 2.200 empleos y a nivel mundial llegarán a ser más de 250.000 personas de la cadena de suministro agraria focalizándose en colectivos vulnerables como pequeños agricultores o mujeres.

PepsiCo medirá la consecución de sus objetivos a través del seguimiento de las hectáreas, las personas involucradas y el impacto en cinco elementos clave: incrementar la salud del suelo y la fertilidad, secuestrar carbono, reducir las emisiones, mejora de las cuencas hidrográficas, aumentar la biodiversidad, y mejorar los medios de vida de los agricultores.

Otro de sus objetivos principales es conseguir la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en su cadena de valor en más de un 40% para 2030 y conseguir cero emisiones para 2040.