El nuevo borrador de la DSA descarta prohibir la publicidad segmentada

El nuevo borrador de la DSA descarta prohibir la publicidad segmentada

Los miembros del comité no han incluido la prohibición que solicitaban ciertos parlamentarios sobre la publicidad segmentada, pero sí condenan el uso de los llamados ‘dark patterns’ para influir en el comportamiento de los usuarios.

El Comité de Protección del Consumidor y del Mercado Interno (IMCO) del Parlamento Europeo ha aprobado el borrador de la Ley de Servicios Digitales (DSA), el documento que llegará a manos de los parlamentarios europeos el próximo enero y que finalmente no incorpora la prohibición expresa de la publicidad segmentada, una medida que solicitaban ciertos parlamentarios pertenecientes al comité. 

La norma, aprobada por 36 votos a favor, 7 en contra y 2 abstenciones, pone el foco en los proveedores de servicios de intermediación y, en concreto, en las plataformas online como las redes sociales o los marketplaces. El documento recoge además la definición de ‘grandes plataformas’ (VLOPs, por sus siglas en inglés), que estarán sujetas a una serie de obligaciones debido a los riesgos que plantean para la difusión de contenido ilegal y dañino. 

Los miembros del comité no han incluido la prohibición que solicitaban ciertos parlamentarios sobre la publicidad segmentada, pero sí condenan el uso de los llamados ‘dark patterns’ para influir en el comportamiento de los usuarios. De igual modo, obliga a las plataformas a ofrecer información sobre cómo monetizan los datos y a responsabilizarse de que no se impacte a los menores con técnicas de marketing directo, publicidad segmentada en base al comportamiento y con técnicas de elaboración de perfiles (profiling). 

Respecto a los contenidos ilegales, los proveedores de hosting deberán notificar “sin ningún retraso, teniendo en cuenta el tipo de contenido ilegal que está siendo notificado y la urgencia de tomar acciones’; y los marketplaces, controlar a los vendedores que comercializan en sus plataformas. 

La norma también pide a los considerados VLOPs la obligación de realizar evaluaciones de riesgos y la puesta en marcha de medidas que ayuden a una mejor gestión del contenido dañino y la desinformación. Y mostrar con transparencia el funcionamiento de los algoritmos que se encuentran detrás de los sistemas de recomendación. A este respecto, el documento establece que deberán proporcionar al menos un sistema de recomendación que no esté basado en la elaboración de perfiles.

IAB Europe advierte de «un embrollo jurídico»

Desde IAB Europe dan la bienvenida al nuevo borrador, al desechar las peticiones de ciertos parlamentarios de prohibir la publicidad segmentada.

“Estamos encantados de que IMCO no esté de acuerdo en prohibir los anuncios segmentados, que no habría ayudado a mejorar la seguridad online de los usuarios, incluyendo el mayor reto de la sociedad que es la desinformación online, y que habría tenido consecuencias no previstas”, ha señalado Townsend Feehan, CEO de IAB Europe

Sin embargo, recuerda que ya existen mecanismos legales que permiten controlar los llamados dark patterns, poniendo de ejemplo las guías que ofrecen al respecto las Autoridades de Protección de Datos de los distintos Estados-miembro. “Pedimos al Parlamento y al Consejo que sean sensibles al riesgo de meterse en un embrollo jurídico en las fases que quedan del proceso legislativo”. 

Ley de Mercados Digitales

El borrador aprobado por IMCO llegará al Parlamento Europeo para su aprobación el próximo enero. Una vez aprobado, la institución europea negociará con cada Estado-miembro su incorporación en las normativas estatales. Un proceso por el que pasará próximamente la Ley de Mercados Digitales, que ha sido aprobada esta semana por el Parlamento Europeo por 642 votos a favor, 8 en contra y 46 abstenciones. 

El reglamento propuesto se aplicará a las grandes empresas que prestan los definidos como ‘servicios básicos de plataforma’ más proclives a las prácticas comerciales desleales. Figuran entre ellos los servicios de intermediación en línea, las redes sociales y los motores de búsqueda en línea, los sistemas operativos, los servicios de publicidad en línea, la computación en la nube o las plataformas de intercambio de vídeos que cumplan los requisitos necesarios para ser designados ‘guardianes’. El parlamento ha incluido, además, a los navegadores de internet, los asistentes virtuales y la televisión híbrida.

Otros cambios introducidos por los eurodiputados afectan a la definición de los ‘guardianes de acceso’ mediante ciertos umbrales; la lista de obligaciones y prohibiciones —’lo que se puede hacer y lo que no’—, que incluye las nuevas disposiciones sobre publicidad selectiva y sobre la interoperabilidad de los servicios; las restricciones a las ‘adquisiciones asesinas’; la aplicación práctica de la normativa europea; el papel de las autoridades nacionales de competencia y las multas.