Mujeres y marcas, en progreso hacia la igualdad de género

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, las mujeres vuelven a manifestarse en contra de la desigualdad aún existente en el siglo XXI.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las mujeres volverán a manifestarse en contra de la desigualdad de género.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, nuevas generaciones de mujeres y también de hombres salen a la calle para manifestarse para lograr la igualdad de género y reducir a cero la brecha salarial. La fuerza de la actual Cuarta Ola Feminista va acompañada de acciones igualitarias de marcas nacionales e internacionales que presentan proyectos innovadores hacia una sociedad sin brechas en cuestiones de género.

El Grupo Unilever, Ikea, Apple, Ambar, Avon España, Barbie o Nike son algunas de las empresas que reivindican los derechos de las mujeres en sus políticas de empresa  y, sobre todo, en sus acciones y campañas publicitarias. Las dos primeras han sido galardonadas con el Distintivito de Igualdad por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que reconoce las acciones en política de igualdad dentro de sus organizaciones.

La equidad de la mujer en el mercado laboral agregaría hasta 28 billones de dólares a la economía mundial en el año 2025, según un informe de McKinsey Global Institute. Una situación que parece empeorar. “Con el ritmo actual del progreso, las mujeres tendrían que esperar 100 años para que se cierre la brecha de género con el hombre. Una distancia, a pesar de los avances de las últimas décadas, que se hizo más larga en 2017”, puntualiza la directora de comunicación de Unilever España, Ana Palencia, a IPMARK.

La afirmación de Palencia viene justificada por los resultados negativos presentados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde consta que la brecha salarial entre ambos sexos se ha ampliado por  primera vez desde 2006, percibiendo las mujeres un salario un 20% más bajo que el de los hombres, destacando que “en los países de altos ingresos, la diferencia de retribución es más elevada”.

Contra la brecha salarial

Elena López de Andrés, responsable de diversidad en Ikea España.

Elena López de Andrés, responsable de diversidad en Ikea España.

Ikea España lucha a conciencia en contra de la brecha salarial en sus políticas, presentando recientemente el II Plan de Igualdad con el objetivo de reducir a cero esta diferencia de salario en 2020 a nivel mundial. En España, “hemos conseguido estar muy por debajo de la media, que está entorno al 15%”, explica la responsable de diversidad en Ikea España, Elena López de Andrés, a esta publicación.

La responsable  tiene claro que el objetivo final es “integrar aún más la perspectiva de género en la empresa”. Una visión progresista que posiciona a la mujer en lugar “destacado” dentro del grupo sueco, en el que representa el 60% de la plantilla en nuestro país, dirigiendo 10 de las 18 tiendas existentes.

De hecho, la maternidad no es un problema en el grupo inmobiliario, que desde 2010 ha contratado a 40 embarazadas. “Entre 2010 y 2018, 51 mujeres han sido promocionadas durante o después de su estado de lactancia; 28 padres han disfrutado de reducción de jornada laboral y otros 52 de una excedencia”, cuenta Elena López de Andrés.

Por su parte, el Grupo Unilever ha lanzado el Programa apoyo a la maternidad y a la paternidad, que “ofrece 16 semanas de baja”, siendo un avance destacable en los países donde trabajan ya que la nueva política supera los límites locales en el 54% de las regiones.

“Ayudar a mejorar la autoestima”

Ana Palencia, directora de comunicación de Unilever España.

Ana Palencia, directora de comunicación de Unilever España.

Las grandes empresas saben que las acciones ayudan a concienciar la sociedad, por lo que las marcas entrevistadas llevan a cabo acciones de igualdad en sus campañas de marketing. En el caso de Dove, perteneciente al Grupo Unilever, “la marca imagina un mundo donde la belleza es una fuente de confianza y no de ansiedad, por ello ayuda a las mujeres  de todo el mundo a desarrollar una relación positiva con la forma en que se perciben, contribuyendo a mejorar su autoestima y sacar su máximo potencial de belleza”, nos explica la responsable de comunicación de la multinacional en España.

La lucha contra la publicidad sexista está en la hoja de ruta del Grupo Unilever desde 2016, cuando modificó su estrategia de publicidad y marketing “para dejar de emplear estereotipos sexistas en sus campañas”, afirma Ana Palencia. Una medida que llegó tras la presentación de un estudio interno de dos años, en el que se reflejaba que solo el 2% de los anuncios presentaba a las mujeres como líderes e inteligentes”. Entre otras conclusiones, un 40% de las entrevistadas no se sentía identificada con la publicidad expuesta y “un tercio consideraba que las campañas las mostraban tal y como las veían los hombres”.

Al igual que el Grupo Unilever o Ikea, numerosas empresas de España y del mundo llevan a cabo medidas de visibilidad y concienciación para reducir la desigualdad de género. La empresa tecnológica Apple va a celebrar el Día Internacional de la Mujer durante todo el mes de marzo, junto a ‘Girls Who Code’, con el fin de dar voz al trabajo  de programadoras, creadoras de música, artistas, fotógrafas y emprendedoras.

Por su parte, la marca de juguetes Barbie, propiedad de Mattel, tiene en marcha desde 2018 un proyecto mundial Dream Gap para crear conciencia sobre los factores que impiden a las niñas alcanzar su máximo potencial. Junto este proyecto, la marca ha lanzado, de la mano de la piloto Laila Sanz, el ambicioso programa escolar ‘Yo puedo ser’ para dar a conocer y poner en valor el papel de las mujeres que han hecho historia  en ámbitos como la cultura, la ciencia, la política o el deporte.

La primera fase de ‘Yo Puedo Ser’ ha sido todo un éxito con la inscripción de más de 100.000 alumnos de escuelas de primaria, que han trabajado en la identificación y selección de grandes referentes femeninos, como Frida Kahlo, J.K Rowling, Malala Yousafzai, Laia Sanz, Margarita Salas o Marie Curie.

“Empoderar a las jóvenes creativas”

Emma Pueyo, directora de Más Mujeres Creativas en Barcelona.

Emma Pueyo, directora de Más Mujeres Creativas en Barcelona.

Los estereotipos tradicionalmente vinculados a la mujer perjudican a la visión social, por lo que una de los retos de la plataforma Más Mujeres Creativas (MMC) es “ayudar a elevar el rol de la mujer en general”, puntualiza Emma Pueyo, directora de Más Mujeres Creativas en Barcelona, a IPMARK.

Con solo tres años de vida, la plataforma nació de una conversación entre Emma y Belén Coca, directora creativa, en una cafetería donde ambas hablaban sobre la falta de mujeres en el sector de la publicidad.  De un grupo secreto de Facebook de unas diez personas, MMC aumentó a 1.000 seguidoras en menos de dos días, “validando la premisa de que había ganas de que existiera una plataforma que conectara a las mujeres y diera visibilidad al talento femenino”. A día de hoy más de 12.000 mujeres y hombres conforman el grupo, de los cuales “100 tiene un rol más activo y contribuyen en nuestros proyectos”.

El último proyecto de MMC es ‘36 HZ (Hercios), lanzado hace apenas dos semanas. Se trata de un concurso para dar voz a las jóvenes creativas españolas, que serán asesoradas  y formadas por destacadas profesionales del sector, culminando la iniciativa con una conferencia en elKursaal de San Sebastián durante el Festival C de c (28-30 de marzo), donde cinco chicas darán una ponencia. “El premio es la visibilidad de subirse a un escenario, junto a la formación recibida por directivas creativas de la talla de Belén Coca, así como las clases de oratoria con Aurora Michavila”.

En ese sentido, uno de los principales objetivos de MMC es “elevar y empoderar a las jóvenes creativas porque pensamos que es una generación fuerte con más referencias y herramientas”.

La joven plataforma ha visto un pequeño avance en concienciación desde su nacimiento hace tres años“Cuando empezamos vimos que nuestro mensaje podía parecer nuevo pero a día de hoy hemos llegado a un nivel de conocimiento del problema, aunque queda pendiente que la concienciación se convierta en acciones donde sí queda aún trabajo por hacer”, señala Emma Pueyo, quien señaló que algunas agencias españolas actualmente están a la vanguardia en temas de conciliación como “DDB, Kitchen o Sra. Rushmore”.  De hecho, la primera acaba de lanzar #MyGameMyName, junto a Movistar, para luchar contra el acoso online en el mundo del gamer.

Ante este nuevo panorama positivo, la responsable de MMC Barcelona tiene claro que a partir de ahora “empezaremos a ver acciones y medidas concretas que serán las que nos van a ayudar a avanzar. No podemos esperar a que vengan a través de legislaciones”.

En cuanto a la profesión, la responsable hace hincapié en que “aún hace falta que se interiorice la importancia de que nuestra profesión sea más compatible con la vida, ya no solo un tema de igualdad entre mujeres y hombres en la publicidad, sino en felicidad en general”.

A diferencia de otros países, como Reino Unido donde se sanciona a las campañas sexistas, Emma Pueyo nos afirma que “la cultura de trabajo nos perjudica mucho en España, nos lleva al presencialismo y va en detrimento de la mujer”.

Si miramos fuera de la frontera del sector publicitario, la directora de MMC cierra indicándonos que “no seremos Suecia pero sí que creo que las personas cada vez más van a ser más responsables de que sus negocios sean sostenibles y de que sus empleados sean más felices”.

Texto Rocío Calderón

  • 17
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    17
    Shares

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.
  • Sonia Calderón Muñoz

    Me ha encantado, está muy bien escrito y todo muy bien explicado, estamos orgullosas de ti. Guapa te quiero mucho