El 80% de los socios de la Academia de la Publicidad, satisfecho con la asociación

Sigue la polémica en la Academia de la Publicidad: el 80% de los socios aprueba su gestión

Es el resultado de una encuesta que llega días después del lanzamiento del Manifiesto suscrito por un grupo de académicos (entre ellos publicitarios de reconocido prestigio como Agustín Elbaile, Fernando Herrero, Agustín Medina, Francisco José González o Marçal Molíne), en el que se denuncian irregularidades en el último proceso electoral de la Academia y se cuestiona la composición de la nueva Junta Directiva.

La Academia de la Publicidad ha realizado una encuesta entre sus socios para conocer su opinión acerca de las acciones de la asociación. Según los resultados, alrededor de un 80% de ellos está satisfecho con la evolución, las actividades emprendidas y el progreso de la misma. Cifras que contradicen la opinión de algunos académicos que, a través de un recién presentado manifiesto, han criticado el proceso de elección del nuevo presidente, Félix Muñoz, y la junta directiva.

Félix Muñoz, presidente de la Academia de la Publicidad.

La primera parte de la encuesta recoge opiniones y posibles ideas de mejores sobre las distintas actividades de la asociación. Según los resultados, el 8,7% está ‘muy satisfecho’ con la forma de elección de los Académicos de Honor; el 34%, ‘bastante satisfecho’ y el 34% ‘satisfecho’. Por su parte, un 8,7% contestó ‘nada satisfecho’. La media de satisfacción en esta cuestión es del 76,1%.

El siguiente punto, el de la ceremonia de nombramiento, consigue de media un 76,6% de satisfacción. Un 10,6% señaló que ‘no estaba nada satisfecho’ y un 12,8% no contestó. En su caso, el convenio con la Real Academia de la Historia para incorporar las biografías de los académicos fallecidos al Diccionario Biográfico Online, consigue la más alta satisfacción, con el 91,4%. Un 6,4% se muestra nada satisfecho. 

Por su parte, el convenio con el Museo Nacional de Artes Decorativas para organizar juntos exposiciones temáticas, recogió un 34% de ‘muy satisfechos’, y en el que no se muestran los datos de ‘nada satisfecho’.  Un 8,7% no responde. Y el concurso de universidades y agencias socias, El Desafío de la Academia, ha logrado un 73,9% de los apoyos. El 17,4%  se muestra ‘nada satisfecho’. 

Desacuerdo con la presencia en medios

La segunda parte del cuestionario recoge datos sobre la evolución de la Academia. A la pregunta de que la asociación ha ganado reconocimiento entre los profesionales, el 38,3% ha indicado que ‘está de acuerdo’ ; un 29,1%, ‘bastante de acuerdo’; y 21,3%, ‘muy de acuerdo’. En el caso de ‘poco de acuerdo’, se recoge un 12,8% de los votos. Por otra parte, la pregunta que la academia ha mejorado la imagen de la publicidad en la sociedad, recogió un 78,7% de los votos positivos, mientras que un 12,8% ‘poco de acuerdo’ y un 6,4%, ‘nada de acuerdo’. 

En el caso de la presencia de la Academia en los medios, esta cuestión recibió la menor puntuación de la encuesta. El 46,8% dijo que está ‘poco de acuerdo’ con la presencia que tiene; un 10,6% ‘nada de acuerdo’. Salvo un 34% que señaló que está conforme. Por último, la pregunta sobre si el de Académico de Honor, era el título más deseado, más de la mitad señaló ‘positivamente’ a ello, mientras que el 40,4% respondió que poco de acuerdo o nada a ello.

A esta encuesta han respondido 47 de los de los 214 socios de la Academia (150 con derecho a voto). 

Respuesta al manifiesto

La Junta Directiva estudiará los resultados de la encuesta junto con el citado Manifiesto, sobre el que Félix Muñoz ha querido hacer algunas puntualizaciones

  • “No pudo haber ninguna irregularidad en el proceso preelectoral, dado que este no está regulado.
  • En ese proceso lo que hubo fue un incumplimiento del pacto de caballeros, según el cual de las dos listas en preparación tendría la presidencia aquella que mostrase más apoyos previos. El resto de los puestos se repartiría equitativamente. A pesar del resultado, una de las partes no quiso aceptarlo.
  • Sin embargo, no presentó su candidatura, sino que utilizó esas delegaciones, previsiblemente concedidas para apoyarla, para votar en contra de la única candidatura presentada. De haber conseguido mayoría, se habría sumido a la Academia gratuitamente en una grave crisis.
  • Los Estatutos y el Reglamento de Distinciones vigentes fueron aprobados en Asamblea, con el voto incluido de varios de los firmantes. 
  • No es cierto como se insinúa, que los socios colectivos cuenten con tres votos. Tienen solo uno y tres representantes con el único fin de que la información de la Academia fluya por sus organizaciones. Sugerir la inconstitucionalidad de algo que no es cierto, resulta cuando menos de una ignorancia interesada.
  • Lo que sí resultaría inconstitucional sería limitar la capacidad de determinados socios de participar en la vida de la asociación, incluida su presencia en órganos de representación, y hacerlo, por ejemplo, en base a su procedencia profesional (agencia, anunciante, medio, productor…), tal y como parecen pretender. Habilitar el acceso a esos órganos a solo una parte de los socios (parece ser que aquellos que proceden de la agencia, según sus pretensiones) requeriría disolver la Academia y crear una nueva con unas condiciones de entrada de socios diferentes”.

Irregularidades

El Manifiesto que parece haber precipitado la realización de esta encuesta fue dado a conocer el pasado 13 de septiembre. El documento, suscrito por los académicos  Agustín Elbaile, Raúl Eguizábal, Fernando Herrero, Augusto Macías, Fernando Martorell, Agustín Medina, Marçal Moliné, Robert Rodergas , Agustín Uribe (todos los anteriores académicos de honor),  José Ángel Abancens, Juan Carlos Falantes, Francisco José González, Jordi de Miquel, Edmundo Montero, Maribel Muñoz, Jordi Ventura, Enrique Yarza, pretende «abrir un debate profundo en el seno de la Academia de Publicidad  para abordar con seriedad los cambios necesarios (y urgentes) en la Academia, a través de una reflexión orientada a resolver sus problemas sustanciales, y no a limitarse a unos pequeños retoques cosméticos que a nada relevante conducirían. »

El malestar de este grupo de académicos surge a raíz de la última Asamblea General Ordinaria de la Academia de la Publicidad,  celebrada el pasado 7 de julio, en la que fue elegido Félix Muñoz como nuevo presidente. A juicio de los firmantes, el proceso electoral fue «irregular de todo punto», dado que, al parecer existían dos precandidaturas, «cuyos líderes se comprometieron personalmente en un pacto de caballeros a retirar ambas y solicitar una nueva convocatoria que diese tiempo a una negociación constructiva o, al menos, a que el resto de los socios tuviesen la oportunidad de conocer los respectivos programas».

No obstante, y siempre según los autores del manifiesto, «en el último momento, una de ellas incumplió dicho acuerdo y apareció en la Asamblea como única opción a votar, creando confusión entre los socios y dejando sin alternativa a muchos que habían confiado con anterioridad su representación, sin saber qué candidatos iban a presentarse a la elección (lo que podría llegar a parecer un presunto abuso de la buena fe de quienes delegaron su voto)».

En otro de los puntos del manifiesto, los firmantes también cuestionan la idoneidad de la figura del nuevo presidente, a tenor de su perfil profesional y añaden que «estos hechos son especialmente relevantes si tenemos en cuenta que la única candidatura que, finalmente, fue presentada (tras el presunto incumplimiento de la palabra dada) estaba encabezada por un anunciante (algo muy contestado por una parte de los socios quienes, sin desmerecer, en absoluto, las indiscutibles cualidades y reconocida dignidad del candidato presentado, estimaban –y hoy lo siguen haciendo– la inoportunidad de que un anunciante y no un publicitario presida la Academia).