El Chief Data Officer 4.0. De líder de proyecto a líder de producto

El chief data officer 4.0. De líder de proyecto a líder de producto

El área de desarrollo de producto, dependiente tradicionalmente del departamento de marketing, comienza a ser liderado por el chief data officer (CDO), responsable de gestionar proyectos de transformación digital de las compañías y que ahora aspira a entregar valor al negocio mediante el uso del dato.

En un contexto en el que la crisis sanitaria ha impulsado el entorno digital, y en el que se espera para 2025 alcanzar los 175 zettabytes de información, el papel del chief data officer (CDO) empieza a dejar atrás su labor de liderar proyectos digitales dentro de la compañía para situarse como responsable de producto, capaz de dar valor mediante el uso de datos al catálogo actual y de liderar, a su vez, el camino de la innovación en el seno de la empresa. 

Un nuevo papel que los responsables de data de firmas como Mapfre, Dia, Ferrovial o CaixaBank empiezan a asumir, tal y como han asegurado durante la séptima edición del Chief Data Officer Day, organizado por IKN. 

“La alta dirección ha tenido claro desde el principio que el CDO tiene que generar valor, embeber los datos en nuestros productos”, ha señalado Ubaldo González, chief data officer de Mapfre España, recientemente incorporado a la aseguradora. Ha coincidido Marco Antonio Serrano, head of data & analytics de DIA, quien ha explicado, además, la propia evolución de su papel dentro de la cadena de supermercados. 

En un primer momento, en la agenda del responsable de data del grupo se situaba la necesidad de lanzar proyectos que solventasen los problemas internos a los que se enfrentaba la compañía. “Después, comenzamos a adaptar el Big Data, a hacer analítica predictiva, pero no estaba integrado en toda la empresa”, señala Serrano. 

Tuvieron que evolucionar, entonces, hacia la transformación digital del cliente, de la cadena de suministro y hacia la prescripción. “En el futuro, tendrá que centrarse más en los productos y en la innovación”, asegura. 

Participantes en Chief Data Officer Day
Participantes en el encuentro Chief Data Officer Day.

En el caso de Ferrovial, al ser una empresa de servicios B2B, el dato comienza a tener valor ahora, tal y como ha subrayado su chief digital officer, Unai Obieta. “Estamos empezando a tener unidades que necesitan datos, todavía nos faltan algunos pasos. Pero ya tenemos un producto en base a ellos, que es la evolución de uno anterior y que tiene mucha relación con el negocio”, explica.

Para Obieta, el nuevo papel del CDO es estratégico – “la tecnología está ahí, pero hay que tener claro hacia dónde queremos ir”-, y es un puente entre el departamento de IT y el negocio. Coincide Luis Esteban Grifoll, chief data officer de CaixaBank, que al ser tradicionalmente un facilitador de datos porque garantiza, presenta y certifica la información, da confianza a la dirección y a los clientes para desarrollar productos. “El CDO del futuro ayuda a dar solidez a los datos y, por eso, participará cada vez más en operaciones importantes como las adquisiciones”, ha destacado. 

Preguntado precisamente por la fusión de la entidad financiera con Bankia, a este respecto, Grifoll ha recordado que el sector presenciará no solo la creación de un grande del sector bancario, sino también, será la primera vez en la que se definirá la estrategia del dato en la integración de CaixaBank y Bankia. “Es un reto que tenemos para 2021, pero estoy seguro de que saldrá bien”, ha indicado. 

El dato en la crisis de COVID-19

La emergencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus en nuestro país ha servido a estas compañías para demostrar el activo poderoso que resulta la información en sus organizaciones. En CaixaBank, la data ha ayudado a analizar cómo impactaba la crisis sanitaria en su negocio, mientras que en DIA para identificar los cambios que se han producido en el comportamiento del consumidor, y que les servirán para diseñar nuevas experiencias de compra. 

En Ferrovial, se han percatado de la ausencia de información en ciertos servicios, lo que les ha hecho ver la importancia que tiene esta dentro de la corporación. “En cualquier empresa, el dato es un activo principal, ya que necesitas medir para poder mejorar”, ha precisado Unai Obieta. Y desde Mapfre, el histórico de datos acumulado durante los meses de confinamiento y desescalada podría traer una ventaja competitiva a las entidades participantes en el mercado de los seguros. “Va a ser muy relevante quien sepa interpretar esos datos y activarlos para el negocio”, ha señalado Ubaldo González.