El tráfico móvil afianza su dominio sobre el 'desktop'

El tráfico móvil afianza su dominio sobre el ‘desktop’

Aunque la mayoría de las webs en la base de datos son amigables para móviles, todavía existe una gran desviación entre las posiciones de búsqueda en este dispositivo y su homólogo en escritorio.

Después de varios años de retraso desde que lo anunciara de forma oficial en 2018, Google procederá el próximo mes de septiembre a hacer prioritaria la indexación de dispositivos móviles, a la hora de analizar las páginas web por parte de su motor de búsqueda. Un cambio en la política del buscador que podría penalizar a un 37% de webs. 

Según datos del último análisis realizado por Semrush sobre las tendencias globales de tráfico web en las 1.000 páginas más visitadas del mundo, el tráfico orgánico de estos sitios creció un 22% en 2020, siendo el 66% de las visitas procedentes de dispositivos móviles. 

Aunque la mayoría de las webs en la base de datos son amigables para móviles, todavía existe una gran desviación entre las posiciones de búsqueda en este dispositivo y su homólogo en escritorio. 

Solo el 17% de los dominios conservaron sus posiciones tanto en el móvil como en el escritorio para los resultados de búsqueda, y el 37% de las URLs analizadas salieron del Top 10 cuando la consulta se realizó desde el móvil. 

Usuarios más exigentes que prestan menos atención

Desde la plataforma SaaS informan, de igual modo, de la tendencia hacia la baja de las búsquedas tanto móvil como en escritorio, y un descenso aparente de la interacción de los usuarios con las webs que se sitúan entre los primeros resultados de búsqueda. 

Entre los hallazgos descubiertos en el estudio, el hecho de que todavía las visitas de escritorio resultan más largas que las de móvil, un 40% más (+3% respecto a otros años). Sin embargo, los usuarios pasan cada vez menos tiempo en páginas web desde 2018, independientemente del dispositivo. Una señal quizás, explican, de que la capacidad de atención del usuario se acorta. 

Entre 2018 y 2020, la tasa de rebote promedio aumentó y la brecha de este indicador entre dispositivos móviles y de escritorio pasó del 3% al 0,2%. De ahí que la compañía estime que las marcas deban aumentar sus esfuerzos por involucrar a unos usuarios cada vez más exigentes y que desconfían cuando proceden de los resultados de búsqueda. 

Asimismo, los usuarios de escritorio tienen más probabilidades de ver un anuncio de Google y un fragmento destacado (2,5 veces y 2 veces más, respectivamente), mientras que los de dispositivos móviles, ven 12,5 veces más imágenes y 3 veces más vídeos en la búsqueda orgánica.