The New York Times crea su propia plataforma de audio

‘The New York Times’ busca voluntarios para testar su propia plataforma de audio

El medio anda a la caza de voluntarios para probar su app que ofrecerá todos sus productos auditivos sin tener que depender de plataformas como Spotify o Apple Podcasts.

The New York Times anda a la búsqueda de voluntarios para probar New York Times Audio, una app que ofrecerá todos sus productos (como podcasts o piezas de Audm) sin necesidad de depender de plataformas como Spotify o Apple Podcasts. 

La app también ofrecerá un set curado de editores como BuzzFeed News, New York Magazine Rolling Stone, a pesar de que algunos rechazaran compartir detalles financieros concretos en sus colaboraciones. Cada uno de ellos producen contenido en Audm, aplicación adquirida por el medio en el último año.

«Al principio no serán muchos voluntarios, porque queremos comprobar a través de una premisa crítica si la gente estaría dispuesta a usar este producto», comenta Stephanie Preiss, vicepresidenta de audio y TV de The New York Times. «Debemos aprender y comprobar mil cosas, pero tenemos una preocupación común: ¿Hemos creado algo que la gente querrá seguir usando? Tenemos muchas hipótesis sobre lo que les hará volver, pero no tenemos tan claro cómo valorarán esta aplicación».

Aplicación disruptiva en el sector

Si The New York Times crea un producto de audio propio que sea capaz de atraer a oyentes que deseen repetir la experiencia, podría marcar una nueva era en la industria del audio. La última década ha estado marcada por la discrepancias entre las empresas de medios de comunicación para que su estrategia de contenidos confíe en plataformas third-party basadas en algoritmos.

Sin embargo, las compañías han cedido un amplio control de la distribución de su audio a empresas como Spotify, Apple Podcasts o Amazon. La empresa ahora quiere probar cuán dispuesta está su audiencia para buscar su contenido en su aplicación propia, si el producto será o no viable. Si la app prospera, reducirá su confianza en intermediarios, a la par que puede ofrecer un servidor de data y ventajas para los anunciantes.

A la caza del dato más completo

En los últimos años, los editores han redoblado sus esfuerzos para animar a los lectores para que consuman contenido en sus aplicaciones propias. Esto permite recoger un data first-party más rico y que ofrece unas preferencias del usuario más exactas. De esta forma, recomiendan artículos y anuncios más relevantes.

La app quiere probar también esta premisa para el periodismo auditivo, rastreando lo que los usuarios escuchan. Así, la herramienta hará recomendaciones con mayor precisión, a la par que servirá anuncios más personalizados en función de las preferencias de cada usuario.

Allanando el camino

Si el producto gusta a los usuarios, puede convertirse en un éxito sin precedentes que podría animar a otros editores a continuar su estela. Sólo unos pocos cuentan con las fuentes o los contenidos para poder realizar proyectos similares, como The Washington Post, Bloomberg MediaThe Atlantic, entre otros.

Sin embargo, The New York Times no planea hacer muros de pago con sus podcasts o eliminarlos de plataformas como Spotify, para conservar la accesibilidad de los contenidos. «Esta decisión podría allanar el camino para desarrollar un ecosistema del audio con mucha más paridad de la que hay a día de hoy», comenta Preiss.