Radiografía del comprador online durante el confinamiento

Radiografía del comprador online durante el confinamiento

ONTSI presenta el panorama de consumidores de ecommerce durante el estado de alarma y 2019, registrándose casi el mismo porcentaje de eshoppers en tres meses (75,2%) que en todo el año pasado (76,4%).

La pandemia del COVID-19 ha cambiado el escenario del ecommerce en nuestro país, desde el decreto del estado de alarma, el pasado 14 de marzo. Más usuarios, no habituales de las compras por Internet, se han sumado al carrito online en 2020. Durante el confinamiento, han adquirido productos en comercios electrónicos casi el mismo número de personas que en todo el año pasado (76,4%, en 2019 y 75,2%, en tres meses de cuarentena). 

Del total de internautas, sólo un 24,8% no ha realizado compras online entre marzo y mayo de 2020, según datos extraídos del estudio ‘El Comercio Electrónico B2C en España 2019 (Edición 2020)’, desarrollado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), que analiza a los usuarios del ecommerce y sus hábitos de consumo, y que, este año de pandemia, ha presentado el comportamiento de la población durante el confinamiento.

Casi la mitad de los internautas que no habían comprado online durante el año pasado ha empezado a hacerlo durante el estado de alarma (47,2%), mientras que las personas habituales de estos entornos en 2019, el 83,9% ha vuelto a consumir entre marzo y mayo. Del total de compradores habituales del ejercicio pasado, el 65% ha seguido adquiriendo online con la misma o superior frecuencia en la cuarentena, concretamente tres de cada 10 consumidores.

Ante un estado de alarma prorrogado durante algo más de  tres meses, las compras online mensuales o semanales han sido la opción más frecuente para prácticamente siete de cada 10 compradores, convirtiéndose en un hábito para la mayoría de los consumidores. Los nuevos consumistas online, han adquirido mensualmente en un 26,8% de los casos y un 44,4%, con menor frecuencia. En el confinamiento, el desembolso de 500 euros o menos importe le ha correspondido al 75,6% de los internautas, mientras que el gasto mayor de 501 euros, lo registraba el 20,1%. En todo 2019, el importe superior a medio millón correspondía al 34% de los consumidores.

Mayores de 45 años, el menos consumista

Por género, las mujeres compraron más online durante la crisis sanitaria que los hombres, tanto si eran habituales en estas plataformas en 2019 como si no lo eran. Por edad, los más jóvenes son los que más se han animado entre los no compradores del año pasado. Mientras que, entre los habituales en el ejercicio pasado, el grupo de edad de 16 a 44 años, ronda el 85% de los compradores online en el confinamiento y el 88%, entre los 64 y 74 años. Destaca el informe que, los mayores de 45 años, integran el target mayoritario de no habituales en ecommerce y mantuvieron su negativa entre marzo y mayo.

Acerca de los productos adquiridos, moda y complementos, alimentación, bebidas y productos para el hogar, salud y cuidado personal y comida a domicilio de restaurantes, fueron las categorías más compradas online durante 2019 y confinamiento. Si bien es cierto que se observa un descenso generalizado en todas las compras, salvo en alimentación, bebidas y productos de limpieza para el hogar (30,5%, cuarentena; y 23,7%, en 2019). La parte negativa, se registra en el sector turístico, con una caída del 48,5 puntos porcentuales en el número de las reservas de alojamiento y paquetes turísticos en los meses de cuarentena.

No compradores online 

No todo son compras online, ni todos los consumidores han visitado tiendas online durante el confinamiento. El 35% de los internautas ha preferido reducir su consumo o incluso llegar a prescindir de ello, siendo las principales razones: reducir estas compras por las esenciales (36,9%), preservar la salud de los trabajadores (29,4%), evitar contagios (26,3%), no tenía necesidad de comprar (8,6%), no llegaba a tiempo el producto deseado (5,9%), no estaba disponible (4%) y el precio era elevado o no era fácil el procedimiento (2%).

Por su parte, un 16,1% ha señalado que no adquiere productos o servicios en estos canales y un 7%, prefiere las tiendas de proximidad o estaba falta de recursos económicos, según datos del informe.