Más de la mitad de españoles desconfía de los compromisos verdes de las marcas

Más de la mitad de los españoles desconfían del compromiso medioambiental de las marcas

La conciencia ecológica en la población española es un hecho: nueve de cada diez españoles cree en el cambio climático y un 56% considera que, cada vez más, las marcas fingen preocuparse por el medioambiente.

La conciencia ecológica en la población española es un hecho: nueve de cada diez españoles cree en el cambio climático y un 56% considera que cada vez más las marcas fingen preocuparse por el medio ambiente. Estas son algunas de las conclusiones que saca la plataforma Appinio acerca de la preocupación ambiental de los españoles y los comportamientos como consumidores ante esta situación. 

Un 89% de los encuestados afirma que hay evidencias científicas donde las actividades del ser humano dañan el planeta. Además, un 88% comparte que es necesario un cambio global en las políticas climáticas con el que poder minimizar el cambio climático.

Respecto al compromiso de las entidades en nuestro país, el 77% considera que los políticos son los menos comprometidos para las cuestiones medioambientales, seguidos por los inversores y el sector financiero. En la otra cara de la moneda, con un 81%, se encuentran las ONGs y los organismos de investigación (con un 75%).

¿Compromiso real o greenwashing?

Al adquirir una mayor conciencia ecológica, tomar cualquier decisión de compra se ve influenciada por el respeto al medio ambiente. Un 80% de los encuestados ve un aumento de la importancia de que las marcas se involucren en cuestiones medioambientales.

Las empresas son conscientes de esta tendencia, por lo que muchas han comenzado a situar la sostenibilidad en el centro de su estrategia y de su imagen de marca. Ante estas decisiones, el 56% cree que cada vez son más las marcas que fingen preocuparse por el medio ambiente, surgiendo así términos como greenwashing o marketing verde.

A consecuencia de ello, un 58% afirma que alguna vez ha dejado de comprar o confiar en una marca por falta de compromiso medioambiental. Asimismo, un 81% confirma que alguna vez ha comprobado éste compromiso.

Los aspectos en los que más se fijan los consumidores a la hora de tomar decisiones de compra son que el embalaje sea reciclado (55%), las etiquetas de los envases (41%) o la certificación ecológica (41%). Sin embargo, un 62% opina que un precio elevado es la principal limitación para no adquirir productos sostenibles.

Responsabilidad individual

La conciencia ecológica de los consumidores ha supuesto un cambio de hábitos en diversos ámbitos. Los que más se realizan son apagar la luz al salir de una habitación (97%), reciclar (91%) o reducir el consumo de plásticos de un solo uso (87%).

Dentro de las acciones que más les cuesta realizar para reducir la huella ecológica, un 64% se ha fijado el objetivo de aumentar el uso de medios de transporte más ecológicos. Por otra parte, un 65% haría mayor uso de la energía solar.