La pandemia hace que los españoles descuiden su interés por la alimentación saludable

La pandemia hace que los españoles descuiden su interés por la alimentación saludable

Las medidas de contención por la pandemia, como las limitaciones de aforo o los toques de queda en la hostelería y la restauración, han empujado a que los consumidores cambien sus hábitos. Además, los datos muestran una relajación en la preocupación la alimentación saludable. Sin embargo, también crece el número de personas que hacen ejercicio al menos tres veces por semana. 

Las medidas de contención por la pandemia, como las limitaciones de aforo o los toques de queda en la hostelería y la restauración, han empujado a que los consumidores cambien sus hábitos. Además, los datos muestran una relajación en la preocupación por la alimentación saludable. Sin embargo, también crece el número de personas que hacen ejercicio al menos tres veces por semana. 

Estas son algunas de las conclusiones que muestra Kantar Worldpanel a través de su estudio Somos lo que comemos, ¿cómo hemos cambiado?, presentado por Rebeca Mella, consumer sector director de KantarAlicia García, usage director.

Se consume igual, solo que en casa

Desde el año 2018, los españoles, de media, consumían más del 16% de ocasiones al trimestre fuera de casa. Esa tendencia descendió hasta el 4,2% en el segundo trimestre de 2020, los meses más duros del confinamiento, y a un 12,7% 10% en el tercer y cuarto trimestre de 2020, respectivamente. Antes de la pandemia, los españoles consumían una media de 5,4 veces fuera de casa por semana, mientras que en el último periodo analizado de 2020, se consumió una media de 3 veces por semana.

Por otro lado, el consumo de bebidas alcohólicas ha experimentado un cambio de tendencia en este periodo: una de cada tres ocasiones fuera de casa se dio a la hora del aperitivo, hecho relacionado directamente con las restricciones de horarios. Tras analizar los datos obtenidos en Madrid y Barcelona, en la Ciudad Condal se observa que se desplaza el consumo a las comidas y a las mañanas, mientras que en la capital se mantienen los hábitos.

“Aunque las tendencias cambien y se opte ya sea por comer dentro o fuera de casa, o a través del delivery, el número de ocasiones de consumo de alimentos y bebidas por individuo por semana se mantiene a 28 ocasiones a lo largo de los tres últimos años“, señala Rebeca Mella, consumer sector director en Kantar, división Worldpanel. Este hecho afirma que se consume lo mismo en número de veces, solo que en distinto lugar.

En cuanto a horarios, los cambios laborales, como el desempleo y el teletrabajo, han llevado a retrasar la hora del desayuno en 2020, pero no afectó al resto de momentos. Sin embargo, el tiempo que dedicamos ahora a cocinar ha aumentado en un 2,3% en las comidas entre semana, y un 1,8% en las de fin de semana. El tiempo dedicado a preparar la cena también aumenta un 1% entre semana y un 1,3% en fin de semana.

Menor preocupación por la alimentación pero más ejercicio

En 2020, un 56,1% de los encuestados por Kantar aseguraba “preocuparse por la composición nutricional de lo que comía”, lo que supone una caída del 2,3% con respecto al año anterior. Además, un 10,8% prefiere pedir comida a domicilio antes que salir a comer fuera, un 2,6% más que en 2019. Otra tendencia ha sido la caída de la dieta flexitariana, en auge en los últimos años. En ese sentido, un 20,6% asegura que “intenta reducir el consumo de carne y pescado”, un 1,4% que en 2019.

Estos datos muestran una relajación por parte de los consumidores a la hora de cuidar de su alimentación. Asimismo, se observa un aumento de personas que realizan ejercicio tres o más veces a la semana, alcanzando un 28,7% en 2020, frente al 27,1% de 2019.

Según el informe, durante toda la pandemia los españoles están disfrutando más de la comida y de la bebida, siendo el “placer” el motivo que más crece frente al resto (salud, costumbre y practicidad) desde 2019. En 2020, los consumidores han realizado 2.445 millones de ocasiones más por placer que en el año anterior. La mayoría de estas han sido captadas por el canal dinámico (80%), frente al especialista (10%) e Internet (13%), hecho que ha favorecido a las grandes cadenas de distribución de alimentos.