Judith Francisco: ‘No es un lujo. La creatividad es un acelerador de negocio’

“Llevamos ventaja y no debemos desaprovecharla. A nivel colectivo y también a nivel individual. Llevamos tanta ventaja como  años  dedicados

Autora: Judith Francisco, presidente de Club de creativos (C de c).
Judith Francisco, presidente de Club de creativos (C de c).

“Llevamos ventaja y no debemos desaprovecharla. A nivel colectivo y también a nivel individual. Llevamos tanta ventaja como  años  dedicados al trabajo de la creación de ideas, y sería  imperdonable desperdiciarla limitándonos a nosotros mismos, con  modelos anticuados, estructuras heredadas o falta de foco en nuestra verdadera  ocupación: crear  ideas  para acelerar el crecimiento de negocios”. Un artículo de Judith Francisco, presidente del Club de creativos (C de c). 

“La creatividad no es un lujo, es una necesidad  para nuestra supervivencia”, así comenzaba Giovanni  Corazza su intervención en el Encuentro para las Artes, las Emociones y la Creatividad del Centro  Botín. Corazza es presidente de la Fundación Giugelmo Marconi, dedicada a la investigación en el campo de las telecomunicaciones y la difusión científica; un ingeniero que cree que la creatividad es crucial en cualquier desempeño laboral futuro.

A medida que nuestro mundo se digitaliza, a medida que en cada rincón de nuestras vidas aparece la tecnología, la creatividad va escalando puestos en la lista de habilidades necesarias para el futuro laboral. Si analizamos la lista corta de esas habilidades, aparecen las 4 “C”s: Comunicación, Colaboración, Pensamiento crítico y Creatividad. Así que todos los que llevamos años trabajando en la creatividad comercial, independientemente de si lo hemos hecho como director creativo, en una marca, en el departamento de marketing de una compañía, en una consultora, en una productora, o agencia de medios, llevamos ventaja, y necesitamos espabilar para no perderla.

El C de e (Club de creativos) es una organización cuya misión es la defensa de la creatividad como la herramienta más efectiva para acelerar el crecimiento de un negocio. Es un club que entiende que la creatividad es un tándem  indisoluble de originalidad  más efectividad, como el diseño es forma y función, y no se pueden  separar. El Club de creativos lo conforman personas de distintas disciplinas que trabajan en la creatividad comercial, en la creatividad para vender, y nuestro programa se desarrolla alrededor  de cuatro conceptos básicos, teniendo  en cuenta los cambios a los que nos enfrentamos como profesión: Impacto, Inspiración, Transformación y Conexión.

Aprehender el negocio

A lo largo del tiempo hemos incorporado el proceso creativo como nuestra principal herramienta de trabajo, nuestro reto es aprehender el negocio,  aprehender con “h” intercalada, como decía  Ezequiel, mi profesor de filosofía. Esto significa analizar, estudiar y entender cómo funcionan los negocios de nuestros clientes, asimilarlos con los sentidos y el intelecto. En el área de Impacto, el C de e desarrolla programas de formación en negocio y creatividad, iniciativas para la evaluación  de la incidencia de la creatividad en el crecimiento de un negocio y reconocimiento y difusión de las mejores prácticas en este sentido.

Desde el área de Inspiración trabajamos la doble función de formar e inspirar. Formar en las distintas disciplinas y conocimientos que entendemos necesarios para el desarrollo de la profesión; por eso en los próximos dos años estaremos centrados en creatividad y ciencia (tecnología + economía). La inspiración es un motor anímico imprescindible  para insuflar pasión y perseverancia en una profesión que enamora y desgasta a partes iguales, y para empujar a la acción. No olvidemos que la creatividad no es solo pensamiento, también es acción.

Desde el área de Transformación queremos impulsar un ambicioso proyecto uniendo a to­ das las industrias creativas  para elaborar un plan de fomento y difusión a escala nacional.

De trabajar “para”, a trabajar “con”

La cuarta  revolución industrial nos empuja hacia un nuevo modelo de trabajo con una organización y estructuras diferentes; de trabajar “para”, a trabajar “con”. Cada vez con mayor frecuencia los entornos laborales se configuran como redes de personas colaborando creativamente  para acelerar los procesos y llegar más lejos juntos. Los beneficios de montar equipos con diversidad de personas (diversidad no solo demográfica  sino fundamentalmente diversidad funcional) son múltiples: el equipo maneja más información y más completa, evalúa el problema desde distintas visiones, y puede dividir el trabajo en parcelas con personas cualificadas. El área de Conexión se centra en conectar talento. Conectamos personas que necesitan creativos con creativos que necesitan proyectos, facilitando espacios y momentos para compartir visiones y objetivos.

En los próximos dos años queremos abrazar la diversidad creativa, incorporando distintas visiones y sensibilidades de la profesión, para ser más inspiradores que nunca. Nuestra misión es la defensa de la creatividad como un acelerador de negocio, y pretendemos llevarla a cabo de la manera más completa y efectiva posible. 

Judith Francisco, presidente de Club de creativos (C de c).