Google retrasa las pruebas de origen con FLoC en Europa por la RGPD

Google retrasa las pruebas de origen con FLoC en Europa por la RGPD

Un empleado de la compañía reconoce en el Consorcio de la World Wide Web (W3C) que hay dudas sobre las entidades que servirán como controlador y procesador de datos en la creación de las cohortes.

Cuando hace un par de semanas Google anunció que no creará ni empleará tecnologías alternativas a la cookie de terceros como los identificadores de usuario, también declaró su apuesta por las etiquetas FLoC y su intención de comenzar con pruebas de origen y, más adelante, con anunciantes en el segundo trimestre del año. 

Respecto a las primeras pruebas, las de origen, la compañía con sede en Mountain View comenzará en Estados Unidos y en algunos países más, evitando los países del Área Económica Europea, que incluye a todos las naciones que componen la Unión Europea así como Islandia, Liechtenstein y Noruega. 

¿El motivo? La posibilidad de que el proyecto desarrollado dentro de Privacy Sandbox incumpla alguna de las normas comprendidas en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la directiva de Privacidad Electrónica (ePrivacy). 

Lo reconoció Michael Kleber, ingeniero de Google, durante un encuentro del Grupo de Empresas de Publicidad para la Mejora de la Web (IWABG, en sus siglas en inglés), en el Consorcio de la World Wide Web (W3C), debido, en concreto, a que había preocupaciones sobre qué entidad servirá como controlador de los datos y cuál de procesador de datos en la creación de las cohortes

Una declaración que ha matizado poco tiempo después Marshall Vale, director de producto de Chrome, en su cuenta de Twitter, al señalar que las pruebas de origen de FLoC en Estados Unidos son solo el comienzo. “Estamos trabajando para empezar las pruebas en Europa tan pronto como sea posible. Estamos 100% comprometidos con Privacy Sandbox en Europa”. 

Se desconoce, no obstante, si este retraso en las pruebas en Europa impactará en la fecha de retirada de la cookie de terceros en Chrome, fechado para 2022, o si Privacy Sandbox llegará a estar disponible cuando el entorno cookieless se materialice. 

Estas declaraciones han sorprendido en el seno de la comisión de la W3C que trabaja para encontrar soluciones que ayuden a impulsar un ecosistema digital más seguro en términos de privacidad. 

Según ha declarado a AdExchanger, James Rosewell, CEO y cofundador de 51Degrees y miembro de la IWABG, “parece que Google se ha centrado en la ingeniería y en las matemáticas, pero no en la importante base legal de Privacy Sandbox. Lo que indica que los principios de diseño enfocado a la privacidad (privacy-by-design), no se han aplicado en Privacy Sandbox… Me parece irónico”, señala.