Gestión del tiempo en el trabajo. Especial autónomos y pymes

Gestión del tiempo en el trabajo. Especial autónomos y pymes

Cuando se trabaja por cuenta propia, saber organizarse el tiempo es esencial para lograr los objetivos marcados y, con ello, el éxito.

La gestión del tiempo es fundamental hoy en día, ya que vivimos sobrecargados de tareas y distracciones. En muchas ocasiones parece que 24 horas son pocas para llevar a cabo todas las tareas que tenemos que realizar a nivel profesional y personal, por lo que una buena gestión del tiempo en el entorno laboral se vuelve especialmente relevante.

Hace poco hablábamos de cómo el diseño de las oficinas puede ayudarnos a promover la productividad en el trabajo. Hoy nos centraremos en cómo aumentarla si eres un autónomo o una pyme.

Cuando se trabaja por cuenta propia, saber organizarse el tiempo es esencial para lograr los objetivos marcados y, con ello, el éxito. Para esto, a veces, basta con tener en cuenta pequeños detalles que, a priori, parecen sencillos, pero que con el estrés del día se pueden pasar por alto. Estos son esos tips que pueden ayudar a mejorar la productividad laboral.

1. Dedica tiempo a organizarte

Es básico, pero muchos lo olvidan. Es muy complicado ser productivo si antes no se ha establecido una organización en el trabajo. Realizar un ejercicio de priorización de todas las tareas pendientes de abordar, elaborando un roadmap de trabajo, se torna fundamental para una correcta organización.

Para ello, debes empezar por aquellas tareas más urgentes y que, en poco tiempo puede reportarnos más beneficio, para que podamos ver resultados en un corto plazo de tiempo. Además, debemos conocer cuáles son nuestras horas en las que más concentrados estamos, es decir, aquellas horas de mayor rendimiento. Intentaremos realizar las tareas prioritarias en estos tiempos para realizarlas del modo más eficiente posible.

A veces la procrastinación se convierte en nuestro “compañero” de trabajo y cuando dejas de aplazar tareas y te pones a ello, quitándote de encima las más importantes o duras, la motivación aumenta y con ello la productividad.

2. Utiliza herramientas de gestión para aumentar la productividad

Seas un autónomo que trabaje únicamente para sí mismo o una PYME, las herramientas de gestión online existentes son el mejor apoyo para organizase el tiempo y mejorar la productividad laboral.

Existen herramientas para la gestión de proyectos, gestión de tareas y de gestión de tiempo que permiten operar desde cualquier sitio, a cualquier hora y mantener conectados a los equipos. Algunas de estas herramientas son: Trello, Todoist, Google Keep, Google Calendar, RescueTime y Selfcontrol.

Pero además, también hay herramientas que os pueden ayudar con las gestiones de asesoría. Por ello, sin duda, otra forma de ahorrar tiempo cuando eres un trabajador por cuenta propia, es contar con el respaldo de una asesoría fiscal online como Declarando, que cuenta con un software de automatización de tareas. Esto facilita labores como gestionar facturas o automatizar la contabilidad. El ahorro de tiempo que suponen este tipo de herramientas, es una de las ventajas de una gestoría online frente a las tradicionales, y que podemos dedicar a la propia ejecución de otras tareas definidas en el roadmap que comentamos en el punto anterior.

3. Delega tareas

Puede llegar un momento en el que tener todos y cada uno de los aspectos de tu negocio bajo control sea imposible. Si se quiere aumentar la productividad, es importante confiar en otras personas y dividir el trabajo.

4. Conócete dentro de actividad diaria

Como comentamos en el primer punto, para lograr una buena gestión del tiempo en el trabajo, es esencial que te pares a analizar en qué momento del día sientes que tu productividad es más alta. Una vez determinado ese momento, intenta planificar tu día reservando una buena carga de trabajo para ese momento.

Del mismo modo, para aquellos periodos de la jornada en los que sabes que tu concentración es menor, guarda tareas que no impliquen demasiado esfuerzo.

5. Mide por resultados

Si se quiere mejorar la productividad laboral hay un truco que ayudará bastante: medir la productividad por los resultados obtenidos, en lugar de por el tiempo que conlleva la tarea.

Es verdad que estamos hablando de optimizar el tiempo y, al final, hay que tenerlo en cuenta. Sin embargo, si se quiere aprovechar este al máximo hay que intentar no sentirse atado a las horas de trabajo. Eso lo único que hace es relacionar las tareas con algo negativo, siendo perjudicial para el rendimiento.

6. Actitud y descanso

Quizás deberíamos haber empezado esta lista por aquí, pues si hay algo que nunca se debe pasar por alto en la gestión del tiempo para trabajadores por cuenta propia es mostrarse con actitud positiva y respetar el tiempo de descanso. Ser un profesional proactivo, optimista y provechoso, depende de ello.

Elige las aplicaciones, métodos o consejos que creas más útiles y comienza a ponerlos en práctica. En un periodo corto de tiempo, comenzarás a ver los resultados positivos a nivel rendimiento y productividad, que llevará consigo un incremento de tu motivación y una mejor compaginación de la vida laboral y personal.