Ganadores y perdedores

Ganadores y perdedores del ‘entertainment’ global

Según el informe de PwC, ‘Global Entertainment & Media Outlook 2020 - 2024’, este año los ingresos totales en entretenimiento y medios caerán en un 5,6% (más de 120.000 millones de dólares).

La pandemia del COVID-19 ha cambiado el escenario mundial del sector del entretenimiento y medios (E&M), impulsado, especialmente, por la aceleración digital y las restricciones sanitarias de movilidad. Un usuario más preocupado por la salud, que hace más vida desde casa, e incrementa el consumo de servicios in streaming, como las plataformas de vídeo a la carta. Estas empresas de OTTs y las de smartphone lideran este periodo, mientras que otras más ‘convencionales’, como las de cine, han visto desplomar sus ingresos.

Según el último informe de PwC, Global Entertainment & Media Outlook 2020 – 2024, los efectos de la crisis sanitaria mundial se han visto reflejados en la cuenta de resultados, estimándose una caída mundial del 5,6% en los ingresos en las empresas de este sector, más de 120.000 millones de dólares. Este descenso, provocado por la COVID-19, es considerado el más significativo de los 21 informes realizados por la consultora. De hecho, en la recesión de 2009, este segmento cayo sólo un 3%. A pesar de esta situación, PwC estima que el próximo año la inversión en este campo crecerá un 6,4% y que, en un periodo de cinco ejercicios (2019-2024), los ingresos totales registrarán una tasa de crecimiento anual cercana al 3%. 

El impacto del coronavirus no afecta a todos los actores por igual, siendo el desplome más fuerte en las subsegmentos que cerraron sus puertas al público, como los eventos (música en vivo, ferias comerciales…) o el de cine. Este hecho hace que la inversión en publicidad se haya reducido en un 13,4%.

Las OTTs desploman al Séptimo Arte

En ese sentido, las plataformas de vídeo superarán los ingresos este año a los del Séptimo Arte, estimándose que siga creciendo en los próximos cinco años. Con cines cerrados y estrenos retrasados, este medio convencional proyecta una caída del 66% en ganancias en 2020, pronosticándose que en cuatro años, estén por debajo de los alcanzados el año pasado.

Las plataformas de vídeo (o también conocidas OTT), han experimentado en 2020 un aumento de sus ingresos globales del 26%, cifra que seguirá creciendo con fuerza, casi duplicando su tamaño en Estados Unidos, pasando de los 46.4000 millones de dólares en 2019 a los 66,8 billones de dólares en 2024. Por ejemplo, Disney +, lanzado a finales de 2019, alcanzó los 60,5 millones de suscriptores a principios de agosto, estimándose alcanzar los 90 millones en cuatro ejercicios.

Smartphone, líder en acceso a la Red

Junto a esta nueva tendencia, el smartphone es otro de los grandes ganadores durante la crisis sanitaria, superando a la banda ancha fija. Se ha convertido en el dispositivo más utilizado por los consumidores para acceder a Internet a nivel mundial. En concreto, PwC calcula que el consumo de datos aumentará un 33,8% en 2020, con perspectivas de que se alcancen los 4,9 billones de megabytes (MB) en 2024, frente los 1,9 billones de MB de 2019.

Crece la venta de libros

A pesar de esta tendencia, algunos medios ‘tradicionales’ se han mantenido firmes durante la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, las librerías se han visto beneficiadas en este periodo, creciendo sus ingresos a nivel mundial, estimándose un aumento del 1,4% entre 2019 y 2024, hasta alcanzar los 64.700 millones de dólares. Se destaca, de este incremento, el impulso de los audiolibros desde dispositivos inteligentes.

En palabras de Werner Ballhaus, líder de entretenimiento global e industria de medios de PwC, “todavía habrá desafíos para las empresas de E&M a medida que avanzamos más allá de la pandemia, la migración digital también generará oportunidades en todos los segmentos, no sólo en aquellos que se han beneficiado de sus impactos hasta la fecha”.