España aumenta su potencial como destino de compras gracias al Brexit

España aumenta su potencial como destino de compras gracias al Brexit

Al no formar parte de la Unión Europea, Reino Unido ya no se beneficia del 'tax free'. Con ello, otros países, como España, pueden atraer a los turistas que decidan no viajar a este país porque ya no se le realiza la devolución del IVA.

España es el destino europeo predilecto por los turistas británicos, y la pandemia no ha cambiado su predisposición a visitar nuestro país. Cada año recibimos a 18 millones de británicos —12 millones en Península y Baleares—. Este año, debido al Brexit, los residentes de Reino Unido podrán comprar tax free en la Unión Europa, a excepción de Canarias, donde no están libres de impuestos. 

Aunque el sol y la playa es el reclamo principal de España, el tax free supone una gran oportunidad para posicionarse como destino de compras para estos viajeros, en un momento en el que la decisión del gobierno británico de no exigir la cuarentena a su regreso está fomentando los viajes.

Aun con el contexto actual, casi un 30% de turistas británicos planea viajar este verano, posicionándose España como el destino favorito. Se convierte en una gran ventaja para captar más potencial de compras de estos viajeros. ¿La clave? Comunicar esta devolución del IVA, pues un 57% de los turistas encuestados desconoce que pueden recuperar el IVA de sus compras, que suelen centrarse en ropa y complementos (71%), perfumería y comética (47%) y vino y alcohol (45%).

Mimar al consumidor «expatriado»

Con esta tesitura, debe abordarse una nueva estrategia de promoción del país entre los británicos como destino del shopping. Dejando de lado Canarias, que recoge seis millones de viajeros británicos y donde no hay tax freeBaleares es el principal destino por un 28% de los encuestados. Les sigue Andalucía (23%), Comunidad Valenciana (22%) y Cataluña (15%).

Madrid y Barcelona, ciudades de shopping por excelencia, tienen la oportunidad de aumentar las visitas de los británicos, más allá de los habituales destinos de costa por los que suelen decantarse. El gasto medio por acto de compra, en lo que llevamos de año, es de 1.745 euros.

Sin embargo, este gasto no se atribuye en exclusiva al turista británico. Los españoles residentes en Reino Unido, que superan las 160.000 personas, también realizan gastos en España. De ellas, un 25% son de Madrid, un 17% de Cataluña y más de un 13% de Andalucía.

Pérdida de atractivo de Reino Unido

Esta oportunidad no se limita al territorio británico. España puede crecer en turismo de calidad con los viajeros de largo recorrido (China, Golfo Pérsico, Estados Unidos y Rusia), donde la salida de Reino Unido de la UE deja fuera a este mercado del círculo de compras generadas por el tax free.

Al no ofrecer la devolución del IVA, una parte de estos viajeros podrían derivar su shopping a otros destinos. Si bien, con las decisiones actuales, España solo captará un 9% de estos shoppers, frente al 41% de Francia o al 29% de Italia. Para mejorar esta cifra, España debe agilizar en la expedición de visados, potenciar las conexiones aéres y la promoción digital y en destino.