Contraseñas más peligrosas y utilizadas en 2020 por los usuarios

Ciberseguridad. Las contraseñas más peligrosas (y utilizadas) en 2020

‘123456’, la clave más utilizada este año en todo el mundo, fue empleada por 5.543.285 usuarios y 23.597.311 veces expuesta a ciberataques.

Cada 30 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ciberseguridad para concienciar a los ciudadanos y compañías de los riesgos existentes en el mundo digital. Uno de los mayores reside en el uso, por gran parte de la población mundial, de contraseñas repetitivas y fáciles de hackear. 

En 2020, ‘123456’ fue la contraseña más usada en todo el mundo, empleada por 5.543.285 usuarios y 23.597.311 veces expuesta a peligros en la Red y descifrable en menos de un segundo, según un estudio sobre las claves más usadas este año, elaborado por el administrador de contraseñas NordPass. Esta clave ocupaba la segunda posición en 2019, que, a pesar de las recomendaciones, los usuarios utilizan las mismas palabras y de manera recurrente.

El ranking lo continúa ‘123456789’, usada por 961.435 personas a nivel mundial en 2020, y expuesta a peligros más de 7,8 millones. En 2019, la clave ocupaba el tercer lugar, subiendo un puesto este año. Le sigue, la contraseña ‘picture1’, nueva clave en la clasificación, “hackeable” en aproximadamente tres horas. Usada por 371.612 usuarios, ha estado expuesto 11.190 veces. Junto a esta, en el ranking de NordPass, aparece ‘senha’, otra nueva palabra, utilizada por 167.728 personas, expuesta 8.213 veces a peligros en el mundo digital.

En cuarto lugar se posiciona ‘password’, con 360.467 usuarios, seguida de ‘12345678’, con 322.187 personas; ‘111111’, con 230.507; ‘123123’, con 189.327; ‘12345’, con 188.268 y ‘1234567890’, con 171.729 personas usándola en 2020

Datos móviles corporativos

En el marco del Día Mundial de la Ciberseguridad, Kingston, la empresa independiente de productos de memoria y soluciones tecnológicas, presentó el informe ‘Estado actual de la seguridad de datos móviles corporativos en movimiento en España’, en el que se refleja que casi una de cada cuatro empresas (23%) confirma no tener una estrategia de protección en esta materia, mientras que el 80% de las compañías dedican sólo un 7% (o menos) de su presupuesto del departamento de TI a potenciar la seguridad.

Con estos resultados, Kingston señala tres aspectos básicos para estrategia de protección de la información.

  • Seguridad en todos los dispositivos. El 44% de las empresas españolas no utiliza dispositivos cifrados (USBs, SSDs, etc.), siendo este movimiento clave para evitar cualquier tipo de robo.
  • Invertir en protección. La empresa advierte de la necesidad de revertir la actual situación y aumentar el desembolso en este campo.
  • Aumentar la formación, tendencia que está creciendo en España. El 62% de las compañías han apostado por formar a su plantilla en conceptos básicos de ciberseguridad para hacer frente a los retos de la nueva realidad profesional.