Ecommerce: ¿Son las compras online seguras?

¿Son las compras online seguras?

Recomendaciones para disfrutar de un ecommerce sin sobresaltos.

Aunque el confinamiento ha conseguido aumentar el nivel de ventas por Internet en un 55 %, algunos estudiosos del tema confirman que esta cifra bajará progresivamente cuando volvamos a la situación habitual. Si esto es así, ¿por qué? Probablemente pueda deberse a que aún hay un importante número de personas que no se sienten seguras respecto a esta forma de compra, a pesar de la inversión en medidas de seguridad que han llevado a cabo las empresas del sector.

 

Repasamos para ti toda la información referente al tema en los siguientes apartados, haciendo uso de algunos datos que nos ofrece estafa.info en su infografía sobre compras en internet seguras.

Cifras para el optimismo

Nada parece indicar que el ecommerce se encuentre en crisis si tenemos en cuenta la siguiente información:

· Más de un 60 % y de un 50 % de los usuarios usan su ordenador portátil o su teléfono móvil, respectivamente, para realizar alguna compra.

· Un 43 % asegura que compra por Internet de forma habitual.

· En torno al 50 % de usuarios afirman que se gastan una cantidad entre los 50 y los 100 euros en cada compra.

· La mitad de las compras son de artículos de moda y cerca de un 20 % de comida preparada.

¿Qué ocurre exactamente? ¿Por qué algunos compradores siguen negándose a adquirir productos en un comercio electrónico?

Un problema global

Es posible que pienses que la estafa de los comercios menos indicados para comprar solo te afecta como cliente, pero no es así. El año pasado, un 30 % de los pagos con tarjeta de crédito fueron fraudulentos y alcanzaron una cifra de 51.000 millones de euros.

Por otra parte, el aumento progresivo de las estafas en páginas web de venta de artículos de segundo mano es ya imparable. Así, comerciantes y clientes han de protegerse ante una situación que parece no tener una solución demasiado clara.

Recomendaciones para evitar estafas

Es importante que no te dejes engañar por el precio de un producto ni por las clásicas ofertas con cuenta atrás que te animan a comprar. Igualmente, has de revisar los siguientes puntos de la página web que visites para que te sea más fácil recibir el producto que hayas pedido, sobre todo en esta nueva normalidad en la que comprar online puede ser la única alternativa que tengamos.

Busca información sobre la tienda

Cualquier tienda incluye, normalmente en el footer de su web, su dirección y un formulario de contacto. Puedes buscar en Internet información al respecto, leer la opinión de otros clientes y comprobar que se trata de un comercio fiable.

También se incluye toda la información referente al envío, a las condiciones de venta y al servicio de atención al cliente.

Detalles específicos de la página web

La dirección web debe comenzar por «https://» y también debe aparecer algún tipo de sello de calidad. No dudes en leer el contenido de la página detenidamente. Si encuentras frases sin sentido o con problemas gramaticales, evita comprar ahí.

Cuidado con las páginas web temporales creadas para fechas clave

Suelen proliferar en fechas como el fin de semana del Black Friday, Navidad o similares. En estos casos, nada mejor que confiar en comercios que hayan confirmado su buen hacer en lugar de dejarse llevar por precios increíbles. Lo habitual es que las páginas desaparezcan en un máximo de una semana y que debas realizar una larga serie de trámites con tu banco para recuperar el dinero abonado.

Lee la descripción de las condiciones de la garantía

Cualquier comercio te ofrecerá una garantía específica por cada producto para que puedas devolverlo si está dañado o no cumple con tus expectativas. El plazo de devolución oscila entre una y dos semanas. Tenlo en cuenta.

Métodos de pago

Han de ser los habituales y llevar el sello de seguridad. Al entrar en la página para pagar tu pedido, fíjate bien en la parte superior donde debe aparecer el inicio de la dirección web arriba comentado.

Política de protección de datos

La mayoría de las páginas fraudulentas ganan dinero porque terminan vendiendo tus datos al mejor postor. Para enviarte un producto no es necesario solicitarte demasiada información. Un comercio seguro explica claramente qué va a hacer con esta. El que no lo es tanto no lo indica y es más que probable que comience a remitirte correos electrónicos de dudosa procedencia de manera habitual.

Usa un buscador para confirmar la fiabilidad

Solo tienes que introducir los términos «estafa» y el nombre de la tienda para obtener resultados. Este método es infalible y te permite conocer a qué podrías enfrentarte en caso de comprar en esa página web.

Por lo demás, es importante subrayar que el comercio en Internet es cada vez más seguro y que podemos encontrar excelentes precios. Los consejos arriba indicados son, sin duda, los más eficaces para que una compra no te convierta en víctima de un timo.

Solo debes tener paciencia, leer con tranquilidad y certificar que cada elemento de la página web es el esperado. Confía sin temor alguno en un tipo de comercio que sigue creciendo y que puede convertirse en la mejor alternativa a la compra en las tiendas físicas.