ByteDance demandará al Ejecutivo de Donald Trump

ByteDance demandará al Ejecutivo de Donald Trump por prohibir usar TikTok

La empresa china ha confirmado que presentará una demanda por la orden ejecutiva lanzada el pasado 6 de agosto, que prohíbe a usuarios y a empresas estadounidenses “realizar transacciones” con TikTok.

ByteDance demandará al Ejecutivo de Donald Trump por la prohibición de usar TikTok en EE.UU

Varias semanas después de que el Gobierno de Estados Unidos lanzara una orden ejecutiva para prohibir a usuarios y empresas mantener alguna actividad con TikTok y se iniciara la cuenta atrás para que ByteDance vendiera el negocio internacional de su aplicación a una compañía estadounidense, la empresa china ha anunciado que demandará al Ejecutivo presidido por Donald Trump. 

Según ha confirmado en un comunicado Josh Gartner, responsable de comunicación corporativa de TikTok, ByteDance demandará al gobierno estadounidense por la prohibición de que usuarios y compañías nacionales realicen transacciones con la red social china. De acuerdo con Gartner, la empresa china ha intentado buscar una solución constructiva a las preocupaciones de la Administración de Donald Trump por el presunto acceso de los datos de usuarios estadounidenses por parte del gobierno chino. 

“Con lo que nos hemos encontrado, sin embargo, es con una falta de procedimiento legal, ya que la Administración no ha prestado atención a los hechos y ha intentado meterse en negociaciones entre compañías privadas”, ha subrayado el responsable de comunicación, que ha añadido que para que “nuestra compañía y usuarios sean tratados justamente, no tenemos otra elección que retar la orden ejecutiva a través del sistema judicial”. 

Por otro lado, el portavoz de la firma china no ha avanzado detalles en torno a las posibles negociaciones con otras compañías estadounidenses, como Microsoft, Twitter u Oracle, ya que en la orden lanzada el pasado 6 de agosto, el ejecutivo estadounidense obligaba a la empresa asiática a ceder el negocio de TikTok en cuatro países de habla inglesa – Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda- a una compañía estadounidense. 

La primera en postularse fue Microsoft, que a principios del mes de agosto, junto con ByteDance, notificó al Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos la intención de adquirir TikTok y hacerse efectiva el 15 de septiembre – la fecha límite concedida por la Administración para la venta impuesta-. Varios días después se sumó a la carrera Twitter, y recientemente Oracle, compañía cuyo presidente y cofundador, Larry Ellison, es cercano a Donald Trump. 

Todas ellas deberán alcanzar un acuerdo de compra antes del 15 de septiembre – día en el que usuarios y compañías cesarán su relación con la empresa china- y realizar una transacción al gobierno estadounidense, tal y como recordó hace varios días su presidente. 

Según datos de Hootsuite y We Are Social, TikTok cuenta con una base de usuarios activos a nivel global de 800 millones. En el primer trimestre del año, registró 2.300 millones de descargas, y se ha posicionado, junto a Zoom, como la app más instalada durante el confinamiento decretado en marzo.