Ahorra hoy, invierte en acciones mañana

Ahorra hoy, invierte en acciones mañana

Hoy en día, con la llegada de brokers como eToro, cualquier persona puede invertir algo de dinero en cientos de compañías en todo el mundo siempre que tengan conexión a Internet.

¿Alguna vez has pensado en invertir tu dinero? ¿Recibes mensajes y correos invitándote a probar uno u otro broker? Entonces quizás sea el momento indicado para que empieces a conocer el mundo de las inversiones.

Muchas veces las personas asocian a los inversionistas con los personajes de películas como El Lobo de Wall Street, sin embargo, esto no podría estar más alejado de la realidad. Hoy en día, con la llegada de brokers como eToro, cualquier persona puede invertir algo de dinero en cientos de compañías en todo el mundo siempre que tengan conexión a Internet.

Sin embargo, hay un requisito bastante claro para empezar a invertir: dinero. Y en una época en donde el índice de desempleo en España se ha disparado, este no es nada sencillo de conseguir. A pesar de esto, creemos que casi cualquier persona puede ahorrar un poco para comenzar a comprar acciones. Y acá te traemos algunos consejos para que empieces a hacerlo.

Establece una meta

Siempre es más sencillo esforzarse en algo cuando existe un objetivo por el cual trabajar, y ahorrar con la meta de invertir no es diferente.

Piensa en qué deseas conseguir al invertir:

  • ¿Suficiente como para retirarte siendo joven?
  • ¿Una forma de superar los efectos de la inflación?
  • ¿Cambiar de trabajo y convertir en un trader?

Al tener un objetivo claro podrás ahorrar más fácilmente porque sabrás qué deseas conseguir y querrás convertirlo en realidad. Además, te ayudará a no distraerte con facilidad. Mientras haces esto, también deberías empezar a leer y estudiar sobre cómo funciona el mundo de los brokers y las acciones, así podrás invertir apenas tengas el dinero necesario.

No gastes en frivolidades

Quizás lo más difícil para la mayoría de nosotros, trata de ahorrar el dinero que, por lo general, gastarías en comer fuera de casa, comprar unos zapatos nuevos o ir al cine.

¿Alguna vez has escuchado a alguien quejarse de no tener ni un euro encima mientras se compra una hamburguesa? Es algo bastante común, y aprender a superarlo puede ser la diferencia entre comenzar a invertir en acciones o no. Ten en cuenta que, incluso si son gastos relativamente pequeños, estos terminarán siendo una suma elevada con el pasar de los años.

¿No nos crees? Haz el siguiente ejercicio: suma cuántas veces has comprado un café o un almuerzo teniendo los materiales necesarios para hacerlos en casa. Puedes cambiar la comida por idas a la discoteca, videojuegos y casi cualquier otra cosa.

¡Ojo! No te estamos diciendo que no tomarte un café antes de entrar a la oficina te vaya a convertir en un millonario, pero sí que puede ser la diferencia cuando quieres conseguir tus primeros 100€ para invertir en acciones.

Aparta algo de dinero de cada salario

Cuando la mayoría de las personas recibe su salario al final de mes, estas suelen gastarlo en el siguiente orden:

  1. Renta y demás gastos básicos.
  2. Diversión.
  3. Ahorro.

Si de verdad quieres empezar a invertir, el ahorro debería estar en la primera posición siempre y cuando no afecte tu habilidad de pagar tu piso o la comida.

¿Por qué debería estar de primer lugar? Porque así no tendrás una excusa para no ahorrar. Y recuerda que estamos hablando de cualquier cantidad.

Muchas personas se sienten desalentadas porque la recomendación estándar es de ahorrar aproximadamente el 20% de tu salario, pero esto puede variar dependiendo de cada uno. Si tan solo puedes ahorrar el 5% cada mes, ¡hazlo! Si esto representa unos 10€, en un año tendrás los primeros 120€, suficiente para comenzar a invertir en acciones tan cotizadas como la del gigante de los videojuegos Nintendo.

Consideraciones finales

Antes de despedirnos debemos decirte algo muy importante: si quieres comenzar a invertir en acciones, vas a necesitar disciplina, ya que las ganancias suelen tardar mucho tiempo en aparecer. Cuando comienzas con inversiones de un par de decenas de euros, no puedes pretender generar cientos o hasta miles inmediatamente. Piensa en que esto funciona como una bola de nieve.

La disciplina te permitirá mantener las acciones que hayas comprado por más tiempo y ver cómo su valor aumenta. ¡Trata de no retirar lo poco que hayas ganado de inmediato!

Salvo que lo requieras, usa el dinero que conseguiste invirtiendo para seguir aumentando tu portafolio; si haces esto, verás lo rápido que este puede crecer y diversificarse.

El camino para convertir 10€ en 100€ no es rápido, pero es una de las mejores decisiones que podrías hacer, sobre todo, si empiezas siendo joven.