Manifiesto-Madrid-Agencia-Publicidad

El equipo de Manifiesto Madrid, con Jesús Ovejero, director general del grupo, en el centro de la imagen.

La agencia independiente Manifiesto, fundada en Barcelona hace once años, ha abierto en Madrid con el fin de avanzar en su plan de convertirse en una agencia de referencia en el mercado nacional.

En la nueva oficina, abierta antes de verano, trabajan actualmente siete personas que, si las previsiones se cumplen, se convertirán en 12 a final de año, y en 40 el próximo. El plan es llegar a tener una plantilla de 70 empleados, como la oficina hermana de Barcelona, y juntas, con el concurso de México —un despacho que se ocupa principalmente de la relación con los clientes que tiene Manifiesto en ese país—, erigirse en una agencia de referencia en el mercado nacional.

Al frente de las oficinas de Madrid y Barcelona está, también desde el mes de mayo pasado, Jesús Ovejero, como director general: “Abrimos en Madrid el 16 de mayo pasado. La idea es hacernos fuertes y ser una agencia de referencia en Madrid, como ya lo somos en Barcelona. Y añade: “Nuestro objetivo es estar entre las cinco primeras de España dentro de un año y medio. Es una meta ambiciosa, pero asequible. Mas si tenemos en cuenta el tipo de gente que trabaja en la agencia. Cuando eres transparente, honesto y tienes un gran equipo, los éxitos vienen de forma natural. Es sorprendente. Es una forma diferente de trabajar y de entender la relación con los clientes: compartimos lo bueno y lo malo, somos socios”.

El discurso de Ovejero encierra muchas de las claves que definen el tipo de agencia y de empresa que se ha propuesto ser Manifiesto, un modelo basado en tres grandes ejes: la independencia, la transparencia y la eficacia, y que los responsables de la compañía han resumido en el concepto #ActitudManifiesto.

“Manifiesto una agencia independiente y lo recalcamos por la forma que tenemos de entender el trabajo. Quiere decir que somos dueños de nuestros actos, que no tenemos un superior en Londres, París o Nueva York que nos diga qué tenemos y qué no tenemos que hacer, sino que somos nosotros los que tomamos las decisiones. Y, además, las tomamos de manera muy ágil y eficiente. Trabajamos como una startup: somos muy horizontales, todo el mundo aporta y no hacemos silos, lo que enriquece el trabajo diario con los clientes”.

La eficacia y la agilidad de respuesta se potencian, además, con la manera en que se organiza el trabajo, según explica Ovejero: la agencia ofrece servicios integrales de comunicación —desde publicidad, producción digital, branded content o diseño hasta planificación de medios, gracias a la unidad Manifiesto Media creada recientemente— que ejecutan internamente, sin acudir a proveedores externos. “Hacemos de todo, y todo lo hacemos nosotros, no subcontratamos nada más que lo imprescindible. Eso nos hace ser más ágiles y transparentes. Y nos da mucha tranquilidad. Los clientes saben en todo momento dónde y cómo está su trabajo”.

En ese afán de transparencia, los clientes pueden acceder al estado de sus trabajos y ver en todo momento las horas que se le están imputando: “Nuestro objetivo es que la dedicación de las personas a los clientes sea justa, y no exceda del 50%. De esta forma, no nos encontramos con situaciones incómodas y podemos dedicar el otro 50% a innovación, new business, etc. Las personas son nuestra prioridad. Vendemos ideas, talento, y si se nos va la gente talentosa, no tenemos nada más”, afirma el director general de Manifiesto. Y añade: “En Manifiesto no hay divos ni estrellas del rock, hay gente muy profesional con mucho criterio y talento creativo que trabaja rápida y eficientemente, que hace muy bien su trabajo, que mantiene los pies en el suelo y que trata a todo el mundo con respeto. Es nuestra forma de entender el negocio”.
 

#ActitudManifiesto
En la pagína web de Manifiesto, renovada recientemente, se incluye un vídeo que explica el ideario de la compañía: la #ActitudManifiesto, y lo hace recurriendo a los valores que marcan su actividad: cercanía, transparencia, felicidad, optimismo, honestidad, eficiencia, responsabilidad, orgullo, independencia e integridad. Valores de igual importancia que, según el director general de la agencia, se pueden resumir en una idea: “Consiste, sobre todo, en ser felices trabajando. Parte del éxito de la agencia reside en que somos como una cuadrilla de amigos que se lleva bien y tiene buen rollo. Ese es el espíritu Manifiesto que queremos preservar”.