Youtube censura contenido del Centro de Documentación Publicitaria

Youtube censura contenido del Centro de Documentación Publicitaria

El Centro de Documentación Publicitaria cierra su canal de Youtube ante los dos vídeos que esta última ha censurado. Ambos, trabajos relacionados con campañas publicitarias.

El Centro de Documentación Publicitaria ha decidido poner fin a su canal público en Youtube, después de haber recibido dos comunicados por parte de la plataforma en la que se informaba al centro de la retirada de dos vídeos al señalar que incumplían las normas sobre seguridad infantil y de la comunidad. 

En concreto, la plataforma propiedad de Google habla del anuncio publicado por la Cruz Roja en 1993, en el que aparece un niño con chupete que se acerca gateando al televisor para entregárselo a aquel que está llorando en la pantalla. Y el vídeo documental elaborado por el Club de Creativos cuando premiaron con el CdeC de Honor a los realizadores Eduardo Maclean, Jaime de la Peña y Francisco Daniel

Según ha explicado Sergio Rodríguez, fundador del Centro de Documentación Publicitaria, a IPMARK, este bloqueo por parte de Youtube les ha sorprendido y entristecido. En el caso de la campaña de Cruz Roja, “una campaña hiper premiada, maravillosa, preciosa, emotiva, que tiene un montón de años y que a día de hoy sigue vigente y sigue emocionando, ¿qué es lo que hay en este anuncio para que lo tengan que retirar?”. 

Sin saber exactamente la razón por la que han censurado la primera, Rodríguez sí encuentra un posible motivo en el caso del vídeo documental realizado por el Club de Creativos. Y es la aparición, en concreto, de una imagen perteneciente a un comercial de Sanex, donde aparece una mujer embarazada enjabonándose y donde se muestran sus pechos. Una doble moral al que, “en pleno siglo XXI”, el fundador del centro no le encuentra sentido. 

La decisión de cerrar el canal es “en realidad, una doble protesta porque no es solamente el tema de la doble moral y ese puritanismo. Es que hay también un robot detrás de todo esto”, expone Rodríguez, ya que considera que las revisiones de estos vídeos se han realizado de forma automática mediante los algoritmos que emplea la plataforma de Google para analizar los vídeos publicados. 

Preguntado acerca de si piensan presentar una reclamación, el fundador del centro de documentación publicitaria nos cuenta que no tienen esta intención. Este acontecimiento ha acelerado, de hecho, la decisión del organismo de abandonar la plataforma, ante el escaso rendimiento que traía consigo y a su política de no depender de las redes sociales. 

“Si depende toda tu comunicación de las redes sociales, en el momento en que esas redes caigan, lo pierdes. Y sobre todo, nosotros, que nos dedicamos a conservar el patrimonio”, afirma.  Asume que retirándose de Youtube, perderán altavoz, aunque priman la calidad frente a la cantidad en lo que respecta a audiencia. 

Mismo proceder en Facebook

Facebook también se ha sumado a la lista de canales sociales en los que el centro dejará de tener presencia, ante los escasos frutos recogidos en la red social. No así Twitter e Instagram, medios que están trayendo para la entidad buenos resultados. 

En estas dos redes sociales, Rodríguez señala que, de momento, sus contenidos no han sido censurados, aunque asegura que, de ocurrir, tomarían la misma decisión que en Youtube. “Sobre todo porque no queremos contribuir a esa inercia de que aquí no ha pasado nada. No puede ser. No podemos ir coartando la libertad, y menos con cosas como estas. No estamos contando mentiras ni violentando. Y sobre todo, además, con publicidad antigua”, sentencia.