Tier llega a España para mostrar su modelo de micromovilidad sostenible

Tier llega a España para mostrar su modelo de micromovilidad sostenible

La compañía presta sus servicios a 15 ciudades, entre ellas Berlín y Viena. Además, acaba de ganar el concurso público para operar en París y Londres.

Tier aterriza en España para instaurar su modelo de micromovilidad sostenible. La empresa trabaja estrechamente con las administraciones públicas y así reducir el transporte privado en nuestras ciudades. Dispone de más de 120.000 patinetes, bicicletas y ciclomotores eléctricos repartidos en 135 ciudades de 15 países.

Sus vehículos eléctricos emplean un sistema de baterías intercambiables, que se recargan gracias a una flota de bicicletas y furgonetas eléctricas, dejando en manos del almacén las reparaciones y mantenimiento más pesado. De esta forma, no hay que transportar los patinetes noche tras noche para cargarlos, por lo que se ahorra un 40% de emisiones de CO2 tras compararlo con los modelos sin este tipo de baterías.

Red propia de energía

La compañía ha puesto en marcha la Red de Energía Tier. Se trata de una iniciativa pionera de instalación de miles de estaciones de carga de baterías en negocios locales de toda Europa, y alimentar a los vehículos eléctricos de la forma más eficiente y sostenible. De esta forma, los usuarios pueden intercambiar fácilmente una batería por otra ya cargada en cualquiera de los comercios locales que forman parte de esta red, a cambio de minutos de viaje gratuitos.

«De esta forma descentralizamos los puntos recarga y nos permite optimizar aún más las operaciones, además de reducir emisiones de CO2», comenta Jordi Bacarditsenior manager de políticas públicas de Tier en España. «Esto ayuda también a establecer relaciones de cooperación con los comercios locales, que pueden atraer a nuevos clientes».

Operando en capitales europeas

La optimización de las operaciones reduce la congestión del tráfico en las ciudades y la contaminación acústica, convirtiéndose en espacios más agradables para sus habitantes. La compañía opera en ciudades como Berlín, Viena o Zúrich, y hace poco ha ganado los concursos públicos para operar en París Londres.

Al combinar su modelo operacional con el empleo de electricidad renovable, ha contribuido a que la empresa sea 100% neutral en carbono desde el año pasado.

Seguridad y aparcamiento regulado

Para salvaguardar la seguridad de los usuarios, los patinetes incluyen mejoras como frenos dobles, indicadores delanteros y traseros para generar mayor visibilidad y una rueda delantera más grande de lo habitual, que proporciona una mayor estabilidad en la conducción. Además, incorpora un casco plegable en sus patinetes de forma totalmente gratuita.

Además, la compañía ha implementado Fantasmo, un sistema de posicionamiento por cámara que proporciona una precisión de entre 20 y 50 cm en la ubicación de los vehículos. Esto permite garantizar un aparcamiento ordenado, pues el usuario no puede finalizar su trayecto hasta que el patinete no esté aparcado correctamente en una de las áreas designadas por el ayuntamiento.