Tendencias de consumo 2022: Social commerce y compras de proximidad

Tendencias de consumo 2022: Social commerce y compras de proximidad

Según un estudio de Webloyalty, algunas de las tendencias de cara a 2022 son el crecimiento del comercio de proximidad, el ecommerce y la sostenibilidad. Estas tendencias se producen debido a la consolidación del trabajo remoto.

Con la población vacunada, los consumidores retoman las rutinas previas a la pandemia. Se ha registrado un incremento del consumo online, sostenible y local, y lo harán también desde casa con la consolidación del teletrabajo. 

Estas son algunas de las principales tendencias de consumo que se esperan de cara al 2022, según el informe «Digital Choice» de Webloyalty, compañía de ecommerce que ofrece soluciones de fidelización a las marcas, donde analiza el impacto que ha tenido la pandemia en el sector retail.

El consumo en 2022

  1. Regreso a la rutina. Aunque seamos animales de costumbres, algunas de las nuevas rutinas pueden ser diferentes a las antiguas. La mayoría de consumidores que han cambiado comportamientos de compra quieren mantenerlos una vez que la pandemia haya acabado. Durante este tiempo, han descubierto nuevos productos y servicios, y muchos seguirán fidelizando con estas marcas.
  2. Más tiempo en el hogar. La pandemia ha hecho que nos decantemos por disfrutar de tiempo de calidad en casa. El gasto en decoración y las inversiones en reformas demuestran la intención de los usuarios por acondicionar y mejorar sus casas para disfrutar más de ellas. Además, la consolidación del teletrabajo también ha fomentado que pasemos más tiempo en casa. Este factor repercutirá en los hábitos de compra de los consumidores, que preferirán el consumo de proximidad.
  3. Reciprocidad y personalización. Los consumidores se han volcado en el último año en ayudar a los comercios locales, y están dispuestos a seguir haciéndolo en busca de un trato más cercano. El usuario busca una relación más personalizada y humana, porque las conexiones emocionales ahora son imprescindibles. Esto se percibe en el aumento del consumo de productos de fidelización ligados a una marca o tienda.
  4. Social commerceLos usuarios, cada vez más, compran a través de las redes sociales. A través de estos canales perciben en mayor medica la cercanía de las tiendas y la personalización de los servicios. Las redes sociales, para las tiendas y marcas, les permite optimizar el nudging —es decir, el último empujón antes de realizar una compra—. Esta comunicación por redes sociales ha aumentado durante la pandemia, y permanecerá en los próximos años.
  5. Cuidar el planeta. Las generaciones más jóvenes son más conscientes de su impacto social y medioambiental, teniendo una mayor conciencia sobre los problemas sociales y el cambio climático que las generaciones anteriores. Marcas y empresas tendrán que demostrar su compromiso medioambiental para mantenerlos como clientes.
  6. Las compras online permanecerán. Este tipo de consumo mantendrá a sus adeptos, pues los grandes sectores y players pioneros del comercio electrónico de sectores como el turismo o la moda conservarán niveles. Otras áreas, como hogar alimentación o restauración, percibirán un incremento del consumo por internet debido al cambio de mentalidad y costumbres debido a la crisis sanitaria y a su influencia en los nuevos hábitos del consumidor.