El mercado global del lujo recuperará en 2022 las ventas pre-pandemia

El mercado global del lujo recuperará en 2022 las ventas pre-pandemia

Después de haber experimentado una caída de su facturación del orden de un 39,8%, el mercado global de lujo podría volver a la senda del crecimiento este año, alejándose de los 581 billones de euros de facturación que dejó el 2020 y situándose en los 820-870 billones en 2021.

Nuevas tendencias emergen para el sector de lujo, un mercado salpicado por la pandemia de coronavirus, cuya recuperación se estima que llegue a nivel global en 2022, impulsado por los consumidores de Estados Unidos y China. 

Después de haber experimentado una caída de su facturación del orden de un 39,8%, el mercado global de lujo podría volver a la senda del crecimiento este año, alejándose de los 581 billones de euros de facturación que dejó el 2020 y situándose en los 820-870 billones en 2021

Así lo exponen los analistas de Boston Consulting Group y Altagamma en su informe ‘True-Luxury Global Consumer Insight’, tras analizar las tendencias que se prevén en el corto y medio plazo en este mercado. 

Según sus previsiones, será en 2022 cuando las marcas del sector vuelvan a los niveles previos a la pandemia de coronavirus. Para ese año, las ventas globales se estima que se sitúen entre los 960 y los 1020 billones de euros. Por ramas de negocio, el lujo personal escalaría sus ventas entre un 5% y un 10%, mientras que el experiencial podría situarse entre el -3% y el 3%. 

Según ha explicado Matteo Lunelli, presidente de Altagamma, son China y, sobre todo, Estados Unidos, los países que reúnen el mayor número de consumidores que prevé aumentar su inversión en bienes y experiencias de lujo – más de un tercio de compradores-. 

En un tiempo, además, en el que “el sector ha mostrado solidez y ha capturado rápidamente las nuevas tendencias socio-culturales. La sostenibilidad es claramente una de ellas, pero la  virtualización de la experiencia del lujo también está golpeando fuerte, gracias al éxito de las ventas en livestreaming y en videojuegos”, ha señalado Lunelli. 

EE.UU y China impulsan la recuperación

De acuerdo con los resultados del informe, los consumidores estadounidenses prevén, en su país de origen, incrementar un 7,7% el presupuesto destinado a la adquisición de artículos de lujo, y del orden de un 1,4% en el extranjero, en los próximos 12 meses. Este crecimiento se estima que continúe en los próximos años, dejando al país norteamericano con una cuota del 19-21% del gasto total del sector del lujo en 2025. 

En cualquier caso, seguiría siendo China el principal mercado de consumo de este tipo de bienes y servicios, con una cuota estimada del 43-45% en 2025

Por franjas de edad, son las generaciones Millenial y Z las impulsoras del crecimiento del mercado de bienes de lujo. Para 2025, se prevé que un 60% de consumidores corresponda a estos grupos. En segunda posición, la generación X, con una participación del 30-35%, en un mercado que se prevé que alcance ese año los 390-440 billones de euros. 

Virtualización del lujo y personalización

Entre las tendencias detectadas en el informe, se subraya la propensión hacia la virtualización del lujo, auspiciada por el impulso vivido del social commerce y el live commerce y de un consumidor que también adquiere lujo incluso cuando está jugando a videojuegos. 

Sobre este último punto, el informe destaca el hecho de que, del 39% de consumidores que conoce la existencia de juegos online en los que participa una marca de lujo, un 55% ha acabado comprando un artículo virtual de esta, y un 86%, su correspondiente versión física. 

Estos usuarios también se muestran predispuestos a afianzar su relación con las marcas, si estas les ofrecen una experiencia 1-1 en todos los puntos de contacto. Pide personalización un 72% más de consumidores, entendida como trato personalizado en tienda (39%), recomendaciones personalizadas (26%), ser reconocido como mismo cliente en todos los canales (23%) y ser atendido por un personal shopper (12%). 

Se suman la sostenibilidad, requisito de compra a tener en cuenta para seis de cada 10 encuestados, y el alquiler de artículos de lujo de segunda mano, de interés para un 18% más de consumidores.