Los españoles son los más óptimistas de Europa, el continente más pesimista

Los españoles, los más felices de Europa, el continente más pesimista del mundo

No obstante, España ha bajado siete puntos, respecto al año pasado y sus ciudadanos son los segundos en optimismo en Europa, sólo superado por Finlandia.

Los españoles encabezan el listado de felicidad en la Unión Europea, aunque con siete puntos menos que en 2019, y son los segundos en optimismo -detrás de Finlandia- de Europa, el continente más pesimista del mundo, según una encuesta de Gallup Internacional.

El Índice de Esperanza Mundial «Final de año», en el que España participa a través de Sigma Dos, ha sido realizado con entrevistas a 38.709 personas, un millar de hombres y otro de mujeres de cada país entre octubre y diciembre de 2020.

Según este sondeo, los españoles son ligeramente más optimistas que la media mundial -situada en el 43 %-. Así, el 46 % de los españoles cree que 2021 será mejor que 2020, frente al 29 % que cree que será peor y el 23 % que piensa que será igual.

En Europa, los optimistas caen al 35%, con los italianos a la cabeza del pesimismo: solo el 13% cree que 2021 será mejor, seguido de los polacos (15%) y los búlgaros (16%); en el extremo contrario están los finlandeses (57%).

Respecto a la felicidad, el 65% de los españoles se describe como feliz o muy feliz, frente a un 7% que se siente infeliz y un 26 % que dice no sentirse ni feliz, ni infeliz. En 2019 se declaraban felices el 72%.

Los ciudadanos de la UE impulsan el pesimismo

En la Unión Europea, el porcentaje de ciudadanos felices cae al 50 %.Menos de la mitad (46 %) de la población mundial cree que 2021 será un año de dificultades económicas y solo el 25 % cree que será un año de prosperidad económica.

Son los ciudadanos de la UE los que impulsan este pesimismo: el 61 % cree que el próximo año será de dificultades económicas; en el lado opuesto, los más optimistas son indios y africanos (en ambos casos un 56 % de sus ciudadanos cree que 2021 será un año de prosperidad).

Sin embargo, a pesar del pesimismo económico, la felicidad parece brillar: El 54% de la población mundial se describe a sí misma como feliz y solo el 14% dice que no lo está. A la cabeza, de nuevo, los ciudadanos indios, donde un 64% se considera feliz, seguidos muy de cerca por los latinoamericanos (61%). Por países, el más feliz de los 41 que han participado en el estudio es Kirguistán, con un 85% de ciudadanos felices,
seguido de Ecuador, con un 80%. La felicidad, como suele decirse, va por barrios. Ghaneses y macedonios son, por su parte, los ciudadanos más infelices (38% y 32% de su población, respectivamente).

“Salimos bien parados, a pesar de todo”

Rosa Díaz, directora general de Sigma Dos, explica la aparente paradoja de tener más niveles de optimismo tras un año como el 2020: “las expectativas están vinculadas a los deseos y es lógico que tras un año tan duro, una mayoría de españoles no solo piense, sino que necesite creer que 2021 será mejor”.

La tendencia a ser un país más feliz de la media “se mantiene a pesar de la pandemia y aunque, como era previsible, han bajado un poco los niveles de felicidad”. Y añade Rosa Díaz que “salimos bien parados dentro de Europa, tal vez porque compartimos una cultura con otras zonas del mundo, como América Latina, donde las personas suelen ser más optimistas y felices a pesar de las dificultades económicas”.