Kellogg incorpora tecnología en sus envases para que sean accesibles a personas con discapacidad visual.

Kellogg incorpora tecnología en sus envases para que sean accesibles a personas con discapacidad visual

Los paquetes de cereales Kellogg's vendidos en Europa serán más inclusivos en 2022 gracias al nuevo código NaviLens.

Más de 250 millones en el mundo tienen discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas. En nuestro país, 1,5 millones de personas sufren algún tipo de discapacidad visual y alrededor de 70.000 personas presentan ceguera. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, estos datos podrían triplicarse antes de 2050.

Ante esto,  Kellogg ha anunciado que está incorporando una nueva tecnología pionera en el mundo a sus paquetes de cereales para que sean accesibles a las personas ciegas y con discapacidad visual.

Los nuevos paquetes permitirán, gracias a una aplicación móvil, detectar un código único en el paquete que reproducirá la información de etiquetado, haciéndolo más accesible. Esta tecnología, desarrollada por la empresa NaviLens, incluye cuadrados de colores de alto contraste sobre un fondo negro. Para acceder a él, los usuarios no necesitan saber exactamente dónde se encuentra. La tecnología permite que el teléfono móvil recoja el código del paquete desde una distancia de hasta tres metros cuando un comprador ciego o con discapacidad visual apunta con su dispositivo en la dirección de la caja de cereales, sin necesidad de enfocarlo directamente. El cliente puede optar por que se lea en voz alta la información sobre ingredientes, alérgenos y reciclaje, o leerla en su dispositivo utilizando herramientas de accesibilidad.

Este lanzamiento tiene lugar tras una prueba exitosa que se realizó en Reino Unido con los cereales Choco Krispies de Kellogg. Esta evaluación que realizó a organización benéfica británica Royal National Institute of Blind People (RNIB), mostró que al 97% de los participantes les gustaría que más envases de productos de alimentación fuesen más accesibles en el futuro.

La vicepresidenta de Kellogg Europe, Aura Botorog: ‘’Como empresa enfocada en la equidad, la diversidad y la inclusión, creemos que todos deberían poder acceder a información importante y útil sobre los alimentos que vendemos. Por eso, a partir del próximo año, incorporaremos nueva tecnología a todas nuestras cajas de cereales en Europa. Me enorgullece que Kellogg sea la primera empresa del mundo en utilizar NaviLens’’.

Javier Pita, CEO de NaviLens comenta: “La incorporación de los códigos NaviLens en el envase de alimentos es un paso positivo hacia una experiencia de compra más inclusiva y accesible para las personas con discapacidad visual. Esto permite a las personas con pérdida de visión comprar de forma más independiente y poder elegir sus propios alimentos».

Por su parte, la directora general de Kellogg Iberia, Susana Entero, destaca que: ‘’Cambios como este pueden proporcionar información vital, por primera vez, a las personas ciegas o con incapacidad visual, brindándoles la misma libertad, independencia y capacidad de elección que a las personas videntes. Diseñar el envase para que sea más funcional para todos tiene mucho sentido y esperamos que otras marcas sigan nuestro ejemplo para hacer que la información sea más accesible».

El ex nadador y medallista olímpico, Enhamed Enhamed, también ha querido opinar antes esta iniciativa: ‘’Las personas que afrontamos este desafío agradecemos mucho el esfuerzo que realizan las marcas para crear un mundo más inclusivo. Nosotros nos encontramos con muchas barreras que dificultan nuestro día a día y este pequeño paso nos ayudará a ser más independientes a la hora de elegir los productos que más nos gustan por contar con toda la información”.