Los Juegos Olímpicos más digitales se enfrentan a una caída de share desde Atlanta 96

Los Juegos Olímpicos más digitales se enfrentan a una (probable) caída de share

El seguimiento de los JJ. OO. por televisión ha descendido 33 puntos desde Barcelona’92. Tras su cancelación ante la crisis sanitaria, las Olimpiadas más digitales calientan motores. GECA ha analizado la evolución de las audiencias olímpicas desde Barcelona 92.

La crisis sanitaria obligó a cancelar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Un año después, se celebrarán entre los días 23 de julio y 8 de agosto. RTVE y Eurosport emitirán 400 horas en abierto de la versión más digital que ha habido nunca de este evento.

Descenso continuado del share

El seguimiento de los Juegos Olímpicos ha descendido en 33 puntos desde Barcelona ’92, donde logró un 52,1% de shareDesde Pekín 2008 comenzaron sus emisiones en Teledeporte y el share logró un 29,4%. En las últimas olimpiadas, hubo un descenso de 10 puntos, quedándose en un 19,1%.

A pesar de ello, un evento deportivo de tal envergadura atrae subidas de audiencia a los canales donde se emiten, incrementándolo con respecto al mismo periodo del año anterior. Por ejemplo, en Río 2016, el hubo una subida del share de un 6,8%.

Ante esta situación nace la pregunta: ¿Cómo irán los índices de audiencia en TV en una situación en la que no se ha salido del todo del covid-19? Tras analizar los datos de agosto de 2020, los mayores de 64 años aumentaron en 21 minutos el tiempo a ver televisión. Esto supuso el máximo de minutos en TV de los últimos 17 agostos.

Baloncesto y tenis, deportes estrella

Por sexos, la audiencia está más masculinizada, abarcando a lo largo de los años un constante 58% para los hombres, y un 42% para las mujeres. El seguimiento por edades desciende en los jóvenes y crece en los mayores, quienes han crecido con gran expectación por este evento. En los últimos juegos, el grupo etario de 45 a 64 años conformaba un 40,7%.

Las ceremonias inaugurales y el baloncesto son los eventos más seguidos en los últimos cuatro Juegos Olímpicos. Por género, los hombres ven más el baloncesto, el tenis y atletismo, mientras que las mujeres prefieren el baloncesto y las ceremonias de apertura.