Havas Group desarrollará la primera calculadora de emisiones CO2

Havas Group desarrollará la primera calculadora de emisiones de CO2

A partir del segundo semestre de 2021, el grupo ofrecerá a sus clientes la posibilidad de cuantificar su huella de carbono vinculada a sus acciones publicitarias.

Havas Group España en su apuesta por transformar el mercado global y potenciar un sector más sostenible y responsable, ha firmado un acuerdo con Anthesis Lavola para desarrollar la primera calculadora de CO2. Esta herramienta permitirá analizar las emisiones de gases de efecto invernadero de todas las campañas de publicidad de las agencias del grupo. El objetivo de la compañía es alcanzar la neutralidad de carbono en 2025 a nivel global.

Havas Group ofrecerá a sus clientes, a partir del segundo semestre de este año, la posibilidad de cuantificar la huella de carbono vinculada a las distintas acciones publicitarias desarrolladas, tanto de medios como creativas. “Sólo si conocemos cuál es realmente el impacto ambiental de nuestra actividad, podremos ser capaces de compensarlo y continuar trabajando en el firme compromiso de ser un negocio responsable y capaz de generar un impacto positivo para nuestros clientes, la sociedad y el planeta”, ha explicado Alfonso Rodés, presidente de Havas Group España. 

La agencia busca convertirse en el grupo de comunicación líder en la lucha contra el cambio climático, velando por la reducción del impacto de su actividad y la mejora en la gestión de los recursos naturales. Compromiso que adquirió en 2016 con la creación, junto con otros grupos de comunicación de ‘Common Ground’, asociación de trabajo para acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ‘Agenda 2030’ de Naciones Unidas (ODS13, Naciones Unidas). Havas Group España tiene implantado desde hace cinco años un sistema de Gestión Ambiental certificado bajo la norma ISO 14001.

De hecho, desde 2016, Havas Group ha puesto en marcha diversas iniciativas para optimizar el uso de los recursos naturales y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en sus oficinas, operaciones y cadenas de suministro, consiguiendo reducciones del 30% en el consumo eléctrico; del 69%, en papel; y del 13%, en agua. También, el 100% de la energía utilizada proviene de fuentes renovables.