Diseño y publicidad, una relación obligada

Portada del número 33 de IPMAR, diseñado por José María Cruz Novillo y Fernando García Fernández Olmos.

Portada del número 33 de IPMARK (1966), diseñado por José María Cruz Novillo y Fernando García Fernández Olmos.

La relación entre el diseño y la publicidad siempre ha existido. Mientras el primero ha querido trascender un enfoque al mercado y orientarse a mejorar la vida de las personas pero sin lograrlo del todo, el segundo nunca ha tenido veleidades más allá de activar la economía.

Esta es una de las ideas principales emanadas del debate que se celebró el pasado 17 de septiembre en el museo de Artes Decorativas de Madrid con motivo de la próxima clausura (28 de septiembre) de la exposición dedicada a Grupo 13. Un conjunto de diseñadores y grafistas que sacudió el mundo de la publicidad española en los años 60: José María Cruz Novillo, Fermín Hernández Garbayo, Pedro María Laperal, Daniel Loyzaga, Fernando García Fernández Olmos, Juan Poza, Julián Santamaría y Ramón Bravo Valdés, constituyeron el grupo original. Más tarde se unieron Alfredo González, José Antonio Loriga, José Ramón Sánchez Sanz, Luis Ignacio de Horna, entre otros.

En el debate, moderado por el catedrático de Publicidad, Raúl Eguizábal, participaron el comisario de la exposición, Javier González Solas, diseñador, profesor y comisario de la exposición; José María Cruz Novillo hijo, Toni Segarra, publicitario y académico de honor de la Academia de la Publicidad y Eugenio Vega Pindado, presidente de la Confederación de Escuelas de Artes Plásticas y Diseño.

 ¿Existe el diseño?

Tras una introducción del moderador, el comisario explicó las tesis de la exposición, entre ellas que, pese al empeño del diseño en diferenciarse de la publicidad, ambos han acabado por ser la misma cosa y más desde el paso de la modernidad a la posmodernidad, de tal forma que podría decirse que el diseño gráfico como tal no existe.

De izquierda a derecha: Javier González Solas, Eugenio Vega Pindado, Raúl Eguizábal, José Cruz Novillo y Toni Segarra.

De izquierda a derecha: Javier González Solas, Eugenio Vega Pindado, Raúl Eguizábal, José Cruz Novillo y Toni Segarra.

Esta propuesta provocadora fue contestada por el resto de participantes. Toni Segarra manifestó su absoluta admiración por el trabajo de los diseñadores en publicidad: “A mí lo que me habría gustado es ser diseñador”. Y explicó que su trabajo normalmente queda en segundo plano por la mayor facilidad que tienen los redactores para organizar el discurso que explica la campaña. Reconoció también que, a pesar de su empeño por conocer y hacer conocer la historia de la publicidad, no había tenido conocimiento de Grupo 13 hasta la exposición, quizás por el ensimismamiento del ambiente de diseño en Barcelona, que no concedía interés a lo que pasaba en Madrid. En este sentido, Eguizábal recordó que en las mismas fechas irrumpía con fuerza en Cataluña un grupo hasta hoy más conocido, la Agrupación de Diseñadores Gráficos-FAD.

La directora del museo, Sofía Rodríguez Bernis, anunció que se acababa de imprimir la versión en papel, editada por Experimenta y que pronto estaría disponible en el museo y en otros puntos de venta. La versión web la puedes encontrar aquí.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.
  • Email profesional