Coca-Cola anuncia una revisión de su pool de agencias

Coca-Cola anuncia una revisión global de su ‘pool’ de agencias

Con el objetivo de conseguir una mayor eficacia y eficiencia en sus acciones publicitarias y adaptarse a la nueva estructura corporativa, Coca-Cola revisará sus agencias creativas y de medios.

Coca-Cola ha anunciado que realizará una revisión de su pool de agencias con el objetivo, han explicado, de adecuar sus necesidades estratégicas, operacionales y comerciales a la nueva estructura de la compañía. 

En esta revisión, el fabricante de bebidas analizará aspectos como la creatividad, la gestión de producción, el marketing experiencial y de shopper, servicios que, tradicionalmente, han supuesto para las marcas de la multinacional “una inversión significativa”, tal y como han informado desde la compañía. 

Prevé realizar revisiones independientes, pero coordinadas, de agencias de medios y creativas, a partir del primer trimestre de 2021, y planea disponer de una lista con las agencias seleccionadas para el tercer trimestre del próximo año y enero de 2022, respectivamente. 

Desde Coca-Cola no se ha especificado quiénes son las agencias creativas que van a participar en esta revisión, pero sí ha mencionado algunos nombres respecto a las de medios, como son MediaCom de GroupM (WPP), UM (Interpublic Group), Starcom (Publicis Groupe) y Carat (Dentsu). 

Esta revisión de agencias responde al proceso de transformación en el que está inmersa la firma y a través del cual busca “una mejora dramática de la eficacia y la eficiencia de nuestras inversiones de marketing”. La nueva estructura de agencias será “un componente crucial para esta transformación”, indican. 

Coca-Cola está trabajando con MediaSense en la revisión de las agencias de medios, y PricewaterhouseCoopers en las creativas. 

El anuncio llega después de que en la presentación de los resultados de su tercer trimestre, James Quincey, CEO de Coca-Cola, anunciara la retirada de 200 marcas de su portfolio, con el objetivo de centrarse en aquellas rúbricas que, a largo plazo, traigan a la compañía mayores beneficios. Además de la reducción de su presupuesto de marketing, con el fin de disminuir costes y ganar eficacia. 

Coca-Cola, que en el tercer trimestre mostró una caída del 9% en su beneficio, destina 4.000 millones de dólares a inversión publicitaria a nivel global.