Clubhouse: todas las claves para posicionarse en la app

Claves para posicionarse con Clubhouse, la ‘app’ con mayor crecimiento de la historia

Esta aplicación de reuniones se ha asentado entre un público adulto, donde abundan los profesionales, emprendedores y los nativos digitales y que, aunque sea una app reciente, se estima que su valor supera los ochocientos millones de euros.

Clubhouse se está imponiendo como una de las aplicaciones más punteras en redes sociales. Esta app, por el momento, está dirigida a un público adulto, donde abundan profesionales, emprendedores y nativos digitales para definir su marca personal y fortalecer sus negocios.

Con esta aplicación, los usuarios sólo se comunican a través de la voz. No hay textos, ni emoticonos, ni chats, ni likes. Es lo más parecido a un evento físico en tiempo real en el que hay muchas charlas en paralelo y los usuarios se incorporan a ellas en función de sus intereses.

Está dividida en «clubs» y en cada uno se trata una temática distinta. A su vez, cualquier usuario puede crear una «sala» (room) dentro de uno de esos «clubs» para dar una ponencia o abordar un tema e invitar a otras personas de Clubhouse. Los asistentes pueden ser meros oyentes, como ocurre en los programas radiofónicos o, participar en las charlas siempre y cuando el moderador lo permita.

Se trata de una aplicación muy reciente que no ha definido con claridad su modelo de negocio y cómo va a monetizar su actividad. Sin embargo, se mueven grandes cifras en torno a ella. The Financial Times publicó que los inversores valoran esta red social en 1.000 millones de dólares (más de 838 millones de euros).

Algunas claves para mejorar el posicionamiento con Clubhouse

Rebold, empresa de marketing y comunicación basada en el análisis de datos, han identificado claves que pueden ayudar a los anunciantes a sacar el mayor partido a esta red social:

Comunicar, no vender. Esta ‘app‘ se basa en la presencia, no en la venta, así que puede ayudar a construir una buena imagen y mejorar la reputación. Por otro lado, las marcas, gracias a Clubhouse, pueden comunicarse directamente con los usuarios y situarse en su top of mind en determinados temas.

Las empresas aún no pueden abrir una «sala» directamente, sino que son sus directos quienes se integran como referentes. Así, de forma indirecta, las marcas pueden ser prescriptoras de las temáticas sean de su interés, como podrían ser la tecnología o el marketing. Asimismo, Clubhouse no limita la información que los usuarios comparten en su perfil, por lo que pueden hablar sobre cuál es el negocio de cada persona, intereses y qué está buscando.

Una de los atractivos principales de Clubhouse está en ser un espacio idóneo para contactar con una gran red profesional, localizando perfiles interesantes por todo el mundo. De forma indirecta, muchas compañías tienen la posibilidad de realizar networking con proveedores y personas relevantes y grandes expertos. Además, la red puede ser una fuente de nuevas ideas a través del conocimiento compartido, al escuchar a speakers de todo el planeta que difunden ideas originales, nuevos conceptos y conocimientos.

Clubhouse no admite publicidad, pero sí ofrece grandes oportunidades a los anunciantes, sobre todo a aquellos orientados a nichos muy concretos. A pesar de todo, la aplicación tiene dos grandes limitaciones: sólo está disponible en sistema operativo de iOS y sólo se puede acceder mediante invitación, aunque en esto último están trabajando para flexibilizar el requerimiento.