'Bookazines' y contenido seleccionado: el futuro de las revistas

‘Bookazines’ y contenido seleccionado: el futuro de las revistas

¿Quién ha dicho que la prensa escrita ha muerto? Los editores de revistas están evaluando nuevos formatos y formas de trabajar para sacar adelante un sector en constante adaptación.

Habrá cambios en el comportamiento de cada sector, incluyendo el de las revistas, según Pulse Magazine. Desde la adopción de nuevos modelos de negocio hasta ediciones especiales que abarcarán temas concretos con gran profundidad, son algunos de los movimientos que la publicación prevé en este ámbito. 

Contenido seleccionado en la puerta de tu casa

El confinamiento, como ya sabemos, ha modificado ciertas costumbres, como el impulso de comprar publicaciones en los kioscos. Los lectores más fieles se suscribieron a sus periódicos de referencia y suplementos favoritos. Esto ha provocado que algunos títulos hayan sufrido incrementos que oscilan entre un 15% y un 30%.

Sin embargo, en el mundo digital hay un amplio abanico de información disponible y es muy difícil saber si estamos escogiendo un contenido de calidad. En contraste, las revistas recopilan e interpretan la información de temas muy específicos, seleccionando contenidos para audiencias concretas que saben que van a estar satisfecha tanto por el contenido como por la calidad. Una tendencia no muy lejana será un creciente interés en contenido seleccionado para lectores con intereses muy específicos.

Nuevas formas de trabajar

Muchos anunciantes han recortado en gastos por la crisis sanitaria, por lo que muchas publicaciones se han visto obligadas a repensar su modelo de financiación. Hay revistas que han cambiado su circulación a ediciones especiales publicadas de forma trimestral con un precio más elevado.

Asimismo, los editores deben estar más en sintonía que nunca con su audiencia. Gracias a las nuevas aproximaciones del data-based les ayudará a anticipar y conocer sus necesidades a través de las plataformas impresas y digitales. Un enfoque más agudo en el engagement del lector favorece una experiencia más dinámica que podría convertirse en una nueva clave de medición para los anunciantes.

«Bookazines», o las nuevas ediciones especiales

El desarrollo bookazines no es una idea nueva, puesto que los editores llevan mucho tiempo con esta idea rondando por sus cabezas. Ahora lo están considerando y haciendo parte de los planes estratégicos que aseguren su futuro.

Para que realmente cosechen éxito, el contenido de estas ediciones especiales deben ofrecer un valor a la información que los lectores pueden encontrar disponible y de forma gratuita en Internet. Esto significa que los estándares editoriales deberán ser muy altos para asegurar la confianza de sus lectores.

El papel  sigue vivo

Los lectores conectan más con el contenido impreso, por lo que supone un valor añadido del producto. Un papel de calidad que provenga de fuentes sostenibles continuará siendo una prioridad, sobre todo cuando el contenido de las revistas es diferenciado del digital.