Guillermo Hernández, director general de Mediasapiens.

Guillermo Hernández, director general de Mediasapiens.

Hace ocho años, un grupo de directivos procedentes de Media by Design se lanzaron a la ventura de poner en marcha una agencia de medios independiente, Mediasapiens,  con una filosofía de trabajo basada en los valores de servicio, versatilidad e innovación.

Guillermo Hernández, profesional con una larga trayectoria en el sector (Media Estrategia, Starcom, Optimedia, Media by Design…) sigue siendo su consejero delegado a día de hoy, cuando Mediasapiens acomete una nueva fase de expansión impulsando una nueva empresa de consultoría estratégica y de trasformación de negocio y una agencia de medios especializada en el ámbito infantil y familiar.

Mediasapiens se lanza al mercado en 2010 con la promesa de dar respuesta a los anunciantes preocupados por la pérdida de eficacia de sus campañas. ¿Hasta qué punto han cumplido ese objetivo? 

El compromiso inicial sigue vigente e, incluso, más reforzado con la implementación de nuevas estructuras en la compañía. La pérdida de eficacia es algo que nos mantiene siempre motivados buscando relaciones más estables y transparentes con el cliente y planteamientos más innovadores y atrevidos.

Su agencia se autodefine como indie. ¿En qué consiste ser una agencia indie y qué papel juega en el mapa actual de las agencias de medios?

Nuestro protagonismo es una consecuencia directa del cambio que ha sufrido el sector. Ciertos clientes se han empezado a cuestionar el papel que tienen sus agencias y una de las razones es que están reclamando transparencia y ROI y ver dónde está invirtiendo. Aquí es donde algunas compañías, ajenas a los intereses creados, nos hemos posicionado con la promesa real de involucración del cliente en sus procesos, con transparencia y consecución de retorno, con lo que se logra una relación mucho más intensa en el medio/largo plazo. Y, más que nunca, entender al consumidor más allá de los medios, sus gustos, preferencias y comportamientos, debe formar parte de nuestra filosofía indie.

Las marcas han encontrado en nosotros socios que buscan relaciones y, es en este sentido, donde la agencia independiente tiene ya reconocido su rol en el mercado. Actualmente, 4 de cada 10 anunciantes valorarían trabajar con una.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser una agencia independiente? 

Nuestras ventajas son las dificultades de las grandes estructuras de medios. En nosotros, las marcas encuentran talento, cercanía y propuesta de transparencia y, además, complementado con adaptación, agilidad, innovación y creatividad, elementos que se traducen en eficacia. Y esto, es difícil de sostener en las agencias internacionales por su jerarquización, costes estructurales y compromisos creados.

Pero claro, también es complicado ser indie, sobre todo, en cuanto a las limitaciones del mercado: sabemos que existen clientes alineados a nivel mundial de imposible acceso, con lo que nuestra capacidad de crecimiento se limita y no tenemos capacidad de financiación ya que gestionamos nuestros propios recursos presupuestarios, por lo que las decisiones empresariales deben ser muy valoradas.

CONFLICTO DE INTERESES DIRECTO

¿Qué pasa con las consultoras y auditoras de medios que tienen tan preocupado al sector? ¿Hay sitio para todos?

La inmersión de las big four era muy previsible. Tienen el contacto a alto nivel y tienen los recursos y músculo para actuar. En la transformación digital de los clientes se encuentran muy cómodos y, además, se han dado cuenta de que la publicidad digital es un negocio muy interesante en términos de ROI.  Por tanto, competir con ellos de igual a igual en este ámbito, y más para una agencia independiente, pues difícil…. pero no todo está perdido.

Tres razones. Los grandes se entienden bien con los grandes y, por lo tanto, tenemos mercado y opciones de trabajar con una tipología de cliente que valore la involucración y la capacidad de adaptación de una agencia sin pagar los costes desmesurados que las auditoras ponen encima de la mesa. Incidir más en la consultoría estratégica, en la interpretación del dato y la construcción de estrategias de valor para el cliente. Y, finalmente, apostar por la creatividad ya que este tipo de compañías no tienen una cultura empresarial orientada a la creación de ideas creativas de negocio.

De todos modos, dejo una simple cuestión a debate… de verdad, ¿no es un conflicto de intereses directo, alguien que concentra auditoria y gestión de medios en la misma empresa?

¿Cuáles son los retos de futuro de Mediasapiens?

Los mismos que nos han venido motivando en estos (casi) diez años y con el objetivo de convertirnos en uno de los principales grupos de comunicación con capital independiente.

Por un lado, desde un objetivo estructural, crecer de una forma ágil y desde nuestro propio origen, a través de una oferta de compañías que cubran los diversos servicios y necesidades de nuestros clientes. Tenemos ya una agencia de medios (Mediasapiens), una agencia digital (Hop180) y una agencia de proximidad local (People Media). Y, antes de final de año, vamos a lanzar una nueva empresa de consultoría estratégica y de trasformación de negocio y una agencia de medios especializada en el entorno infantil y familiar.

Y por otro lado, ideológicamente afianzaremos nuestro vínculo con los clientes y seguiremos apostando por una mayor integración de servicios, más innovación en las propuestas, más talento en las personas, más capacidad estratégica enfocada al negocio del cliente y más transparencia en la relación.

  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares