Nace ACC, la joint-venture de Groupe PSA y Total para avanzar en la movilidad eléctrica

La nueva compañía persigue liderar la producción de baterías para vehículos eléctricos en Europa y alejar así la dependencia de Asia.

El grupo de automoción PSA y la firma energética Total han firmado un acuerdo para la creación de Automotive Cells Company (ACC), una compañía que aspira a convertirse en el fabricante europeo de referencia de baterías para vehículos eléctricos y evitar así la dependencia del continente asiático por parte de las empresas europeas de automoción. 

La nueva compañía, cuya creación fue anunciada el pasado enero, estará dirigida por Yann Vincent, que será responsable de su diseño y desarrollo. El consejo de administración estará presidido por Ghislain Lescuyer. Con una inversión total de más de 5.000 millones de euros y de los que 1.300 millones proceden de los gobiernos francés y alemán, ambos persiguen levantar una firma que ayude a asegurar la independencia industrial europea en el desarrollo y fabricación de baterías para vehículos eléctricos. 

ACC es el resultado de una visión y de una voluntad compartidas entre las empresas y las autoridades europeas y nacionales para construir el líder europeo de baterías. En Europa, tenemos las competencias necesarias para desarrollar las mejores tecnologías y diferenciarnos de la competencia asiática”, ha asegurado Lescuyer. 

En el acuerdo sellado, Total, a través de su filial Saft, aportará su experiencia en materia de I+D e industrialización; y Groupe PSA, su conocimiento en el mercado del automóvil y de la fabricación en grandes series. El centro de I+D de Burdeos y la planta piloto de Nersac, en Francia, están ya en fase de arranque y posibilitarán poner a punto nuevas tecnologías de células de iones de litio de alto rendimiento. 

Después de esta fase inicial de I+D, ambas compañías prevén lanzar la producción en serie en dos gigafactorías, que se situarán en Douvrin (Francia) y en Kaiserslautern (Alemania). Empezarán a operar al máximo nivel en 2023 para lograr responder al crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos que se calcula para el Viejo Continente en 2030, de 400 GWh de baterías, 15 veces superior al mercado actual