La influencia de la realidad virtual en el branding

Realidad-Virtual

Modesto García.

Modesto García.

Han sido años de cierto escepticismo. Cuando aparecieron los primeros dispositivos de realidad virtual, muchos pensaron que se trataba de una moda pasajera. Sin embargo, esta tecnología es cada día más accesible y grandes compañías como Samsung, Sony, HTC, e incluso Facebook o Google, están invirtiendo sumas considerables en su desarrollo. Se prevé que en unos años estos dispositivos de realidad aumentada estén tan presentes en la sociedad como lo están hoy los smartphones.

De ser así, estaríamos ante un enorme cambio de paradigma que obligaría a la sociedad a replantearse muchas cosas, como ya lo hicimos con el nacimiento de la imprenta, la llegada de Internet o la universalización de los smartphones.

Basta un poco de imaginación para entender las posibilidades infinitas y prometedoras de esta tecnología. ¿Se imagina poder pasear por su futura casa sin estar aún construida? Este sencillo ejemplo nos permite anticipar el salto cualitativo que se produce desde la interacción a través de pantallas a la inmersión absoluta de la realidad virtual, donde nuestras percepciones son mucho más reales y la experiencia es mucho más profunda y emocionante.

En Saffron hemos querido preguntarnos cómo afectará este cambio de paradigma a las estrategias de construcción de marcas. Tanto a las empresas como a las consultoras de marca como la nuestra. Sabemos que esta tecnología nos permite ya crear experiencias, contar historias, lanzar productos o generar servicios, y todo esto de una forma convincente y sólida. Estamos obligados a abrazarla y sacarle el máximo partido.

Máxima empatía

Durante mis primeros estudios sobre el tema, me llamó la atención constatar que fuera el de las ONG uno de los sectores que con más anticipación comenzó a utilizar este recurso. Por ejemplo, ACNUR desarrolló una web en la que, gracias a la realidad virtual, zambullía al usuario en un sobrecogedor viaje a un campo de refugiados sirios, mostrando de manera sorprendentemente realista cómo era su día a día. Incluso nos situaba frente a uno de estos refugiados, quien nos contaba su historia de primera mano. Imagínese la situación: si miramos hacia abajo, veremos que tanto el refugiado como nosotros estamos sobre el mismo suelo, si miramos alrededor veremos que nos encontraremos en la misma habitación, y oiremos el sonido ambiente, las voces, el viento, los llantos… Chris Milk, experto en esta tecnología, lo resumió bien en una conferencia TED Talk: “La realidad virtual es la herramienta máxima de empatía”.

Por tanto, es innegable que la realidad virtual es una vía muy potente para contar historias y conectar emocionalmente. ¿Y qué es el branding sino el diseño de historias con las que queremos que nuestro público conecte emocionalmente?

Estrategias de marca

Imagine que vamos a lanzar una aerolínea cuyo punto fuerte es un trato exquisito y un servicio de primera clase de lujo. Quizás podríamos lanzar la marca transportando al público a un viaje virtual donde conocería en primera persona el diseño innovador del espacio, el servicio impecable del personal de a bordo… La sensación de inmersión sería inigualable, y el vínculo del espectador con nuestros valores sería altamente eficaz.

Ahora pensemos que vamos a lanzar una nueva marca de gafas, y que uno de los valores nucleares de la estrategia es su carácter artesanal. ¿No sería increíble poder transportar a nuestro público a nuestros talleres para que estuviera en contacto directo con el trabajo artesanal? O lancemos un hotel cuya particular decoración fuese uno de sus principales puntos diferenciales. ¿Se imagina poder visitar y explorar las habitaciones?

En definitiva, tenemos en nuestro poder la capacidad de crear experiencias de gran intensidad, y que nos permitirán asentar o fortalecer nuestros valores de marca en la mente del consumidor como nunca antes.

¿En qué nos afecta a las consultoras de branding?

No hay duda de que las consultoras debemos también incorporar a nuestra forma de pensar esta nueva realidad. Quizás nos empecemos a encontrar ante marcas que van a vivir principalmente en el terreno virtual, y esto puede ser determinante a la hora de definir su ADN.

Incluso, debemos empezar a contemplar nuevas necesidades al diseñar identidades visuales. Quizás tengamos que empezar a pensar en logos tridimensionales, o comencemos a diseñar espacios de retail que nunca existirán físicamente. El diseño siempre ha tenido que adaptarse a los cambios tecnológicos. Con la llegada del multidipositivo todo el diseño digital se tuvo que hacer responsive, y con el florecimiento de las redes sociales, el diseño de logos tuvo que apostar por símbolos escuetos y cuadrados que funcionasen como avatar o como iconos de app.

Como se suele decir, lo único constante es el cambio, y de nosotros depende entender su potencial, apreciarlo y utilizarlo, aunque sea a través de unas gafas de realidad virtual.

Modesto García, coordinador de comunicación de Saffron Brand Consultants.

  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
    3
    Shares

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.
  • Email profesional