La pandemia incentiva la aparición de un comprador mixto

La pandemia incentiva la aparición de un comprador mixto

En un mes promedio, los usuarios compran seis veces en tienda física; tres veces en ecommerce; y emplean al menos dos veces el servicio click and collect.

Las restricciones lanzadas para mitigar los contagios por COVID-19 han originado que el consumidor haya evolucionado hacia un comprador mixto, entendido como aquel que divide su tiempo entre la tienda física, el comercio online y el servicio de recogida en tienda – también conocido como click and collect-. 

Según el último estudio realizado por DS Smith, en un mes promedio, los usuarios compran en tienda física seis veces; en tres ocasiones en internet; y emplean al menos dos veces el servicio click and collect. 

Pero a pesar del uso de esta variedad de canales, no todas sus experiencias de compra terminan siendo agradables. De acuerdo a los datos del fabricante de packaging, solo un tercio de encuestados elige las compras online como su método de compra favorito. Además, un 62% define el sistema de recogida en tienda como “lo peor de ambos mundos, físico y online”

El establecimiento continúa como canal predilecto para un 48% de encuestados. Y se espera que, poco a poco, la tienda física siga ganando tracción a medida que se reduzcan las restricciones de movilidad y aforo. Un 52% de compradores en España prevé volver a comprar en tiendas físicas, y cinco de cada 10 asegura extrañar la experiencia de salir de compras. 

Compradores precavidos en tienda física

Aunque las compras en tienda física siguen siendo el método preferido por los españoles, estas también se enfrentan a nuevos retos, ya que la pandemia de coronavirus ha hecho mella en la paciencia de los consumidores y en su predisposición a estar en espacios muy concurridos, explican. 

Ofrecen como datos que un 41% de compradores intente evitar tiendas concurridas; que un 25% se muestre molesto cuando tiene que esperar demasiado; o que un 73% no esté dispuesto a esperar más de 10 minutos en la cola de caja. 

El estudio también desvela algunos de los principales inconvenientes del sistema click and collect. A saber, desplazarse hasta la tienda para recoger el pedido (27%), esperar para recogerlo (16%) y las dudas sobre la calidad del artículo (15%). 

Respecto al comercio online, los principales aspectos negativos son tener que pagar por el envío (26%), no saber cuándo llegarán los artículos (28%) y un mal embalaje que lleva a una compra dañada (15%).