Además, siete de cada 10 entrevistados para el estudio aseguraron usar los folletos para planificar y decidir sus compras.

Además, siete de cada 10 entrevistados para el estudio aseguraron usar los folletos para planificar y decidir sus compras.

Según el último informe AECOC Shopperview 2018, los folletos físicos son el mejor medio para motivar una compra tanto para el cliente que se desplaza a la tienda físicamente como para el que utiliza la tienda online. 

Los usuarios que realizan la compra por Internet (34%) usan más los folletos que los que se desplazan hasta el establecimiento (27%), así como también utilizan con mayor asiduidad los cupones de las tarjetas de fidelidad (23% frente a un 14%). Estas conclusiones son corroboradas por el ‘I Estudio de Publicidad Directa en España’, realizado por Geobuzón, que demostró que el buzoneo es el medio publicitario que los españoles consideran más útil para recibir información.

Además, siete de cada 10 entrevistados para el estudio aseguraron usar los folletos para planificar y decidir sus compras, a un 84% les parecía que contenían información relevante y los más valorados fueron los relacionados con productos de alimentación, tecnología y decoración. ¿Qué significa esto? Pues que el buzoneo ayuda (y mucho) a atraer al cliente al punto de venta físico y, en el caso de las compras online, es una de las estrategias que más fomenta y motiva la conversión final del cliente.

Para una buena actuación, Ignacio PI, responsable global de Mediapost, señala que “para no fallar en el momento último es básico no equivocarse en la toma de decisiones”. Para ello, el directivo recomienda el business intelligence, es decir, “para analizar bien al cliente y contrastar su comportamiento en el punto de venta con datos de carácter cuantitativo que nos proporcionen un reflejo mucho más fiel de cada comprador”.

Asimismo, “el marketing tiene que dejar de ser invasivo, impersonal y a gran escala. Nosotros apostamos por un marketing que llamamos relacional, que es aquel en el que nos valemos de todos los avances técnicos y tecnológicos para hacer que el cliente no se sienta como un número más, sino como una persona con la que entablamos una conversación en todas las fases del proceso de compra: desde que empieza a planificarla hasta que la termina y se plantea si volvería a repetir esa experiencia”, explica Ignacio.

Finalmente, una de las ventajas del marketing relacional es que se puede captar y fidelizar al cliente a lo largo de todo su customer journey, un proceso en el que se puede utilizar desde la inteligencia de datos y el geomarketing hasta el servicio pre y post-venta, pasando por la gestión y desarrollo de promociones en el punto de venta.

  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares