Marcas y consumidores más digitales ‘incitan’ el auge del malvertising

Marcas y consumidores más digitales ‘incitan’ el auge del malvertising

En Google, en Facebook o en Instagram. Los ciberdelincuentes encuentran la forma de suplantar la imagen de marcas y crear anuncios falsos en las plataformas digitales, con el objetivo, en algunos casos, de infectar el dispositivo con malware, y en otros, de estafar a los usuarios.

Múltiples han sido los efectos que la pandemia de coronavirus ha dejado en marcas y consumidores. Resuenan con fuerza la digitalización forzada de los negocios ante las restricciones impuestas para frenar la crisis sanitaria, y la reconversión del hogar en un espacio multitarea donde los usuarios, además de descansar y entretenerse, trabajan, hacen deporte o compran. 

Precisamente, el mayor uso por parte de los consumidores de medios digitales ha llamado la atención de los ciberdelincuentes, quienes han aprovechado esta creciente actividad para tender nuevas trampas y encontrar nuevas víctimas, mediante el envío de correos fraudulentos o la publicación de anuncios que lejos de publicitar un determinado producto, persiguen infectar con malware el dispositivo de los usuarios. 

¿Te gusta este contenido?

Regístrate

Texto / Pilar Chacón

Fotos / RR.SS