Hoy es Blue Monday, y no, no es el día más triste del año

blue-monday

Si eres de aquellas marcas que ha planeado animar sus canales sociales con publicaciones acompañadas por la etiqueta #BlueMonday, es posible que consigas algunos cuantos me gustas, un par de compartidos y, con suerte, comentarios que animen a la comunidad a hablar. La realidad dicta, sin embargo, que este lunes será como cualquier otro.

Desde que en 2005 la compañía Sky Travel acuñara el término en una campaña publicitaria, el  considerado día más triste del año ha protagonizado noticias digitales y menciones en redes sociales, recordando a los usuarios las sensaciones que uno podría tener a lo largo del día. Palabras como depresión, tristeza o hastío se incluían entre sus advertencias.

De acuerdo con el profesor Cliff Arnall de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) y creador de la fórmula del Blue Monday, tales sensaciones vendrían causadas por ser el primer día de la semana, el comienzo de la temida cuesta de enero, el frío que caracteriza al invierno y el hecho de haber dado al traste con nuestros propósitos de año nuevo.

En 2016, el propio Arnall confesó públicamente que su ecuación fue producto de una estrategia de marketing y, por tanto, carecía de base científica. El investigador le daba así la razón a otros expertos como el neurocientífico Dean Burnett, quien subrayó en su día que una depresión clínica no puede basarse únicamente en factores externos. Ni, suena lógico, darse a toda la población en un único día. 

Aunque si uno se fija en las búsquedas mensuales de Google, términos como ‘estrés’, ‘tristeza’, ‘ansiedad’ o ‘cansancio’ superan las 1.500 búsquedas. En el informe ‘No estés triste, el Blue Monday no existe’ de la app de empleo Job Today, en enero de 2018, 2.300 usuarios consultaron alguna página en torno a la palabra ‘estrés’. Una cifra que se situó en 2.600 para el término ‘ansiedad’, 1.950 para ‘cansancio’ y 1.800 para ‘tristeza’.

No obstante, desde la plataforma de empleo constatan que enero no es el mes donde los usuarios buscan más información sobre estos términos y, por ende, los problemas relacionados con el Blue Monday. Las búsquedas relacionadas con ‘depresión’, ‘ansiedad’ y ‘tristeza’ obtienen su punto más álgido en la gráfica en primavera. El ‘síndrome postvacacional’ resulta un término altamente consultado entre los meses de julio y septiembre. Y la idea de ‘cambiar de trabajo’ o tomarse un ‘año sabático’ asalta a los españoles en cualquier momento.

El mismo estudio recuerda que la lectura de noticias sobre los efectos negativos del Blue Monday predispone a los usuarios a sentirse más tristes ese día. Y si hemos descansado bien durante el fin de semana es posible sentirse apenado llegado el lunes – el de hoy y los del resto del año-.

Adiós Blue Monday

Con el objetivo de poner fin al Blue Monday, desde el gobierno de Islas Canarias han lanzado una campaña para acuñar el tercer lunes de mes como True Monday, el Día Internacional contra las ‘Fake News’. Para ello, el organismo ha creado la página web ‘Stop Blue Monday’, que asesora a los usuarios sobre cómo detectar noticias falsas en la Red y una campaña en redes sociales bajo la etiqueta #TrueMonday.

Por su parte, la agencia de marketing digital El Cuartel plantea arrancar el problema de cuajo convirtiendo el tercer lunes de enero en día festivo. Y convencido de la utilidad de su idea ha lanzado una campaña en la plataforma Change.org. 

  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.