Coca-Cola suspende todas las campañas publicitarias de sus marcas

Justo cuando arrecían las peticiones de los medios de comunicación para mantener las inversiones publicitarias para no poner en riesgo

anuncio-coca-cola-para inversion-publicitariaJusto cuando arrecían las peticiones de los medios de comunicación para mantener las inversiones publicitarias para no poner en riesgo la continuidad de muchos soportes, Coca-Cola, uno de los grandes anunciantes globales, ha anunciado que parará toda la publicidad de sus marcas a partir del 1 de abril. La prioridad de la multinacional, según ha publicado en las redes sociales, es “la seguridad y el bienestar de toda la sociedad”. Donará más de 120 millones de dólares para apoyar la lucha contra el COVID-19. 

Según datos de la consultora estadounidense Learn Bonds, The Coca-Cola Company invirtió el año pasado alrededor de 4.240 millones de dólares en publicidad en todo el mundo, sumando una cifra estimada de 20.000 millones para el conjunto del último lustro. 

En España, Coca-Cola ocupa la 12ª posición en el ranking de los 20 primeros anunciantes. De acuerdo con las cifras controladas por Infoadex para el año 2019, la multinacional del refresco manejó un presupuesto publicitario de 45,7 millones de euros

Los 120 millones de dólares que The Coca-Cola Company donará a la lucha contra el coronavirus se destinarán a dotar de equipos de protección y bebidas a los trabajadores de la salud y a la entrega de alimentos a grupos en situación de vulnerabilidad.

Marcas

La decisión de The Coca-Cola Company de suspender su inversión publicitaria afecta a numerosas marcas. En España, por ejemplo, se parará toda la comunicación comercial de Coca-Cola, Fanta, Aquarius, Appletiser, Sprite, HonestBio, Powerade, Royal Bliss, Nestea, AquaBona, Nordic Mist, Minute Maid, Vilas de Turbón, Krystal, Glaceau SmartWater, Mare Rosso Bitter Rosso y Schuss

ERTE

Por otro lado, Coca-Cola European Partners tramita un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a empleados del área comercial y de la planta embotelladora de Málaga, según informa la prensa económica. La medida afectaría, en principio,  a los empleados del área comercial, vinculada en su mayor parte con el canal de hostelería y restauración, y a la planta de Málaga, que cuenta con una plantilla de 80 empleados.