Coca-Cola Europa elige España para producir y testar sus nuevos envases

Coca-Cola Europa elige España para producir y testar sus nuevos envases

Desde mayo, y durante 11 semanas, el fabricante comenzará la producción y venta del nuevo envase con tapones adheridos de las marcas Coca-Cola, Fanta, Sprite y Schuss.

España, el mercado elegido por Coca-Cola Europa y Coca-Cola European Partners (CCEP) para testar y poner en marcha los primeros tapones adheridos a las botellas de plástico de de las marcas Coca-Cola, Fanta, Sprite y Schuss. Esta innovación se comenzará a adoptar este año de manera gradual por todo el continente, con el objetivo de estar presente en todos los países en 2024.

En mayo, y durante 11 semanas, el fabricante pondrá a la venta este nuevo envase en el mercado nacional unas 4 millones de unidades con este nuevo cierre, en formato de 500 cl, de las marcas Coca-Cola, Fanta, Sprite y Schuss. Estas nuevas botellas se fabricarán en Barcelona y se comercializarán este verano en tiendas de conveniencia y puntos de venta seleccionados en Cataluña, Baleares, Aragón, Canarias, así como en el centro y sur de España.

La elección de nuestro país sirve además para testar el envase en climas cálidos, tanto en producción como en rendimiento, antes de que se despliegue al resto de mercados europeos. 

Esta acción se comunicará a los consumidores, bajo una campaña de comunicación y marketing, con el claim ‘Nuevo tapón, por favor recíclame’, así como en visuales en canales digitales y puntos de venta. La elección de este tapón, responde pruebas realizadas a consumidores, siendo este innovador cierre el elegido, gracias a su diseño, comodidad y experiencia de cliente.

Reducir el plástico de un sólo uso

Este formato busca adaptarse a las nuevas medidas europeas sobre la eliminación del plástico de un sólo uso. Visualmente, se presenta con la misma apariencia, salvo el nuevo tapón que se recicla junto a la botella. Desde España, se comparte la visión de Europa, de recogida y reciclaje de los residuos de envases. “Nuestro objetivo es recoger una botella o lata por cada una que vendemos, garantizando que todos nuestros envases se reciclen y que ninguno acabe como residuo”, ha explicado Juan Ignacio de Elizalde, director general de Coca-Cola Iberia.

Con esa visión, Coca-Cola España mantiene activo el proyecto ‘Mares circulares’ desde hace dos años, que busca limpiar las costas, zonas protegidas, fondos marinos y concienciar sobre la importancia del reciclaje. Desde su lanzamiento, hace dos años, se han recogido más de 1,2 millones de toneladas de residuos en España y Portugal. 

En noviembre de 2020, la empresa lanzó en nuestro país CanCollar, una solución de embalaje de cartón totalmente reciclable para las latas multipack, que sustituye a las anillas de plástico de las latas, contribuyendo así a reducir aún más la basura generada por el plástico.