Big-Data-Desarrollo-Sostenible
El Big Data, cada vez más, es la base de muchos negocios y, sin duda, está revolucionando el mundo. Pero los datos también son una gran oportunidad para potenciar el emprendimiento social y digital. David Pastor Escuredo, fundador de LifeD Lab y profesor de Impact Hub Academy & Foxize, explica en este artículo el potencial del data como base para el desarrollo sostenible.

“La Agenda 2030, que tiene por lema Transformar Nuestro Mundo, es una oportunidad para que los países, las empresas, las sociedades y las personas en particular emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. La Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de nuestras ciudades. Un compromiso global que da y dará lugar a nuevos e importantes retos.

En este contexto, el Big Data es un nuevo y poderoso aliado que permite generar nuevo conocimiento y nuevos sistemas -en tiempo real- para mejorar la toma de decisiones. Ya existen proyectos piloto que han mostrado el potencial de los datos para diagnosticar y dar soporte a la decisión, así como a los necesarios procesos de monitorización y evaluación. En todos los ODS hay oportunidades para usar los datos de manera disruptiva y acercarnos a su consecución.

¿Cómo puede ayudar el Big Data al desarrollo?

La forma en la que se usa el Big Data puede variar, y mucho, dependiendo de los actores. La aparición, por ejemplo, de la filantropía de datos (un modelo de colaboración público-privada basado en compartir datos de forma solidaria para el bien social) ha permitido que grandes empresas de sectores como los de la banca o las telecomunicaciones hayan puesto datos al servicio del Desarrollo y la Acción Humanitaria. Iniciativas como el Data For Development de Orange han posibilitado que grupos de investigación hayan creado métodos y modelos innovadores en el uso de datos en países en desarrollo. Mediante alianzas se han creado iniciativas estables en la compartición de datos dando lugar a pilotos y sistemas en fase de pruebas. Algunas iniciativas que buscan aprovechar datos del sector privado para el bien social son, por ejemplo, MagicBox, D4D, D4R, OPAL o Data2X.

El potencial del Big Data para el desarrollo no sólo se restringe a países en Desarrollo. Los datos pueden ayudar a mejorar el reporting de la RSE de empresas. Pero no sólo eso, el uso de datos puede permitir alinear objetivos y modelos de negocio con los ODS. La adopción de los ODS por parte de las empresas ya no es una opción, aunque ello suponga un reto para muchas organizaciones.

Además, es posible imaginar nuevos modelos de negocio basados en tecnologías digitales orientadas a los ODS. La creación de valor mediante el Big Data es una potencial fuente de beneficios y bienestar para sociedades avanzadas y en desarrollo. El emprendimiento es clave para escalar el beneficio del Big Data.

Sin embargo, no todos los datos y usos valen, hay requisitos para el uso ético y legítimo de los datos. Un correcto uso del Big Data debe preguntarse primero por la igualdad en el acceso a la tecnología de la información, los sesgos socio-económicos, de edad y de género y cómo los datos representan realmente a aquellos más vulnerables y para los cuales se pretende dirigir la innovación social e inclusiva. Es necesario promover una disrupción digital responsable.

Se ha comprobado que compartiendo datos heterogéneos, mayor es el impacto positivo. Datos segmentados y restringidos por sectores tienen un alcance limitado. Sin embargo, también hay potenciales riesgos para la privacidad e intereses de los usuarios, la nueva RGPD aparece para mitigarlos. Cuando se considera el uso de datos para el bien social, hay que poner en la balanza la privacidad y el beneficio que se puede alcanzar, así como el riesgo de no usar datos en el momento adecuado. Con medidas de seguridad adecuadas y protocolos de privacidad es posible usar datos sensibles para un bien social de gran impacto.

El diseño centrado en humanos es clave para la convivencia con la tecnología digital. La innovación con Big Data debe servir para empoderar a los diferentes actores del Desarrollo y a las personas. Es importante no perder la oportunidad que el Big Data brinda para alcanzar los ODS.”

20% DE DESCUENTO PARA LOS LECTORES Y LECTORAS DE IPMARK

Si quieres saber más sobre el potencial del Big Data para crear negocio y potenciar la sostenibilidad, no te pierdas el curso “Big Data: Emprendimiento y sostenibilidad” de Impact Hub Academy powered by Foxize en el que David Pastor Escuredo explicará cómo se puede usar el Big Data hacia los ODS.

Fecha: 21 de septiembre 2018 a las 18:30h

Lugar: Impact Hub Madrid

Código-descuento: BIGDATAIPMARK

SOBRE EL AUTOR

David Pastor Escuredo.

David Pastor Escuredo.

David Pastor Escuredo es Ph.D. por la Universidad Politécnica de Madrid. Fundador y CEO del laboratorio transdisciplinar LifeD Lab, es un experto en Big Data y Artificial Intelligence para el Desarrollo y la Acción Humanitaria y también en data partnerships y data literacy. Es un socio en investigación de UN Global Pulse y trabaja con varias organizaciones de UN en investigación e innovación de Big Data. David, además, es consultor de UNHCR para desarrollar mecanismos de ayuda a refugiados y desplazados usando datos. Investigador de la iniciativa D4D promovida por Orange en Senegal. Miembro del itdUPM, definió las líneas de actuación en Big Data for social good en la UPM. También es un experto en tecnología e investigación biomédica, habiendo trabajado con University of California San Diego (USA), el Centre National Recherche Scientifique (Francia), el IS Carlos III  o el CNIC. Colabora en docencia con varios Masters en tecnologías para el desarrollo y es experto en proyectos de I+D. Autor de publicaciones científicas y participante activo en conferencias y comités científicos.

 

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares