reglas-básicas-SEO-búsquedas-de-vozSon cuatro las reglas básicas de SEO que hay que tener en cuenta para adecuar una página web a las búsquedas de voz y captar la atención del usuario. Se estima que hasta un 20% de las búsquedas en móvil ya se realizan a través de la voz.

Hablar con Google Now, Siri, Cortana, o con cualquier otro asistente de voz disponible en el mercado, está de moda. Y la forma en que buscamos a través de estas plataformas u otras apps es diferente a la tradicional.

Para empezar, con las búsquedas por voz preguntamos u ordenamos (en tercera persona y en imperativo) realizar la búsqueda. Por ejemplo, ‘Busca un viaje barato a Nueva York’. Y, además, los números se convierten en palabras.

También hay que destacar qué tipo de usuario es el más aficionado a las búsquedas de voz. Según un estudio de Google realizado por Northstar Research, los jóvenes son los más aficionados. Al menos la mitad de los chicos y la chicas entre 13 y 17 años lo utilizan al menos una vez al día para llamar a alguien, pedir información sobre direcciones o ayuda con los deberes.

El uso de los servicios de voz es más común cuando la gente está con amigos, en el cuarto de baño, mientras cocinan o hacen deporte.

¿Qué hacer para aparecer en las búsquedas de voz?

Los expertos de la compañía Súmate Marketing Online señalan que aún queda mucho que experimentar en el campo de las búsquedas por voz pero de momento recomiendan cumplir cuatro reglas básicas de SEO para aparecer en las mismas:
1. Dar protagonismo a las palabras clave long tail y a las construcciones orales y naturales de las frases. Es importante tener en cuenta este tipo de keywords cuando se realice la investigación previa al proceso de creación de contenidos y elaborar páginas que den respuesta a estas búsquedas.

2. Comprobar en Google Analytics qué búsquedas conducen a los internautas hasta una página web. No todas las búsquedas se habrán realizado por voz, pero sí una parte de ellas. Hay que tomar como base las más relevantes para configurar los próximos contenidos de la página web. Es recomendable incorporar los datos estructurados para mejorar la apariencia de los resultados de búsqueda.

3. Responder de forma directa a las preguntas que hace el público objetivo. Es necesario facilitar que los contenidos se muestren como fragmento destacado dentro de las páginas de resultados del buscador (sus siglas en inglés SERP – Search Engine Results Page) y que los asistentes de voz elijan el texto de nuestra página web como la mejor solución a lo que les plantean los usuarios que buscan online.

4. Asegurarse de que la web es responsive. La mayoría de las búsquedas por voz se realizan desde el smartphone, así que es necesario adecuar la página web a este formato para que nuestro target no se encuentre con páginas donde navegar se le haga incómodo desde un dispositivo móvil.