Imagen de un teléfono móvil con el símbolo del micrófono.

Es un tema habitual de las noticias de tecnología, y una constante en la investigación de las compañías tecnológicas: las búsquedas por voz están aumentando y cada vez son más los usuarios que emplean este sistema para relacionarse con los múltiples dispositivos a su disposición, televisores, teléfonos, ordenadores, etc. Según un reciente estudio de la agencia de marketing digital iProspect (Dentsu Aegis Network), titulado The future is voice activated, los asistentes de voz crecerán de forma exponencial en los próximos años. De hecho, el 55,2% de los entrevistados afirma haberlos utilizado alguna vez.

El uso se concentra, sobre todo, en los tramos más jóvenes y millennials, llegando en ambos casos a niveles por encima del 66% (69,4% en los menores de 25 años y 66,8% de 25 a 34 años). Para la realización de este informe, se efectuaron 1.018 entrevistas a individuos residentes en España, mayores de 16 años y que tienen un smartphone.

Entre las ventajas que citan los encuestados destacan el ahorro de tiempo y la rapidez, citados por el 56,1%, y la comodidad y practicidad, por el 33,5%. Sin embargo, un 18,5% afirma que todavía no responde correctamente o hace una mala interpretación de la orden, a pesar de que se calcula que la tasa de error es del 8%, muy similar a la que tendría un humano a la hora de interpretar a su interlocutor en una conversación, según datos extraídos del estudio Future Focus 2018: The new machine rules, elaborado también por iProspect.

Luis Esteban, CEO de iProspect España, considera que “el reto de la industria está en que las búsquedas por voz se estandaricen y que cada vez más dispositivos digitales puedan conectarse sin dificultad y con independencia del asistente virtual que se utilice”.

LOS USUARIOS OPINAN

Pero ¿qué se busca o qué se hace con la voz? Los usos más comunes son buscar información (55,9%), llamar por teléfono y enviar mensajes (53,7%) y obtener direcciones  o navegar (48,9%).

El dispositivo más empleado es el móvil, que cita el 90,9%, seguido del ordenador (17,4%) y la tableta (13,9%). Las personas que ya usan los asistentes de voz lo seguirán haciendo como hasta ahora (58%), e incluso tienen previsto hacerlo más (36,5%), y el 34% de los que ahora no los utilizan afirma que tienen intención de hacerlo en un futuro próximo.

Asimismo, dos de cada tres entrevistados considera que se debería ampliar su uso y, ante la pregunta de en qué casos les gustaría contar con un asistente de voz, destaca la interacción con aplicaciones de mensajería instantánea (49%) o de contenido en streaming, como Netflix y HBO (23,1%). Un 33,4% sugiere también la posibilidad de pedir comida a domicilio y un 26,6% desearía realizar compras por voz.

Pero ¿qué pueden hacer las empresas ante la inminente proliferación de las búsquedas por voz? Por lo pronto, preparar la página web, adaptándola, si no lo han hecho ya, al móvil, ya que como se ha visto la mayoría de las búsquedas se realizan con este dispositivo; reducir el tiempo de carga para evitar los rebotes y los abandonos; y ayudar a los motores de búsqueda a entender la información de nuestra web, y a mostrar resultados más completos y concisos, mediante el uso de datos estructurados. Y pensar que las búsquedas por voz son diferentes a las que se hacen por escrito, ya que se emplean más palabras y frases similares a las que utilizamos cuando conversamos.

  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares