José Luis Bonet, en el centro, junto a María Valverde y David Bisbal, protagonistas de la campaña navideña de Freixenet.

José Luis Bonet, en el centro, junto a María Valverde y David Bisbal, protagonistas de la campaña navideña de Freixenet.

Los 100 años de la marca catalana de cava y su exitoso proceso de internacionalización centrarán la intervención de José Luis Bonet en el próximo Foro IPMARK, que tendrá lugar el 20 de enero en Madrid.

José Luis Bonet, actual presidente de Grupo Freixenet, es un activo defensor de la marca como principal activo de las empresas. Así, a lo largo de su trayectoria profesional, Bonet ha sido presidente de la Asociación Nacional para la Defensa de la Marca (ANDEMA) y actualmente también lidera el Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE).

En un acto recientemente organizado por la Oficina Española de Patentes y Marcas, el presidente de Freixenet declaró: “La marca es un mecanismo imprescindible para el funcionamiento del sistema competitivo. Es el bien más valioso que puede tener la empresa, que condensa todo su buen hacer y el prestigio ganado durante años de esfuerzos”.

Doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona, José Luis Bonet preside el Grupo Freixenet desde marzo de 1999. Sus inicios en la compañía fueron como director comercial, labor que desempeñó entre 1966 y 1977, año en el que fue designado director general adjunto, cargo que ocupó hasta 1993, cuando asumió las responsabilidades de director general y consejero.

El pasado mes de noviembre fue elegido presidente de la Cámara de Comercio de España.

Cien años de Freixenet

Francesc Sala Ferrés fundó en 1861 la Casa Sala, la primera marca exportadora de vinos en Sant Sadurní d’Anoia. Su descendiente, Joan Sala Tubella, siguió con el negocio pero no es hasta la boda de la hija de este con Pere Ferrer Bosch, natural de La Freixeneda, cuando la familia se lanza a la comercialización del cava.

freixenet1

Corría el año 1914 y pronto comienza a ampliarse el negocio. Aparecen las primeras etiquetas de cava con la marca Freixenet Casa Sala. Desde el primer momento optaron por elaborar exclusivamente cava, un vino espumoso natural, siguiendo el método utilizado en la Champaña (Francia) desde el siglo XVIII. Instalaron sus cavas en Sant Sadurní d’Anoia (Cataluña), una población situada en el corazón de la comarca del Penedès, región que ya era conocida desde la época del Imperio Romano por la calidad de los vinos que se producían en ella.

En los años veinte y treinta del siglo pasado, Freixenet inicia las exportaciones a mercados de influencia española y a los mercados emergentes en aquel momento. El primer establecimiento en los Estados Unidos (Nueva Jersey) se produce en 1935 pero la guerra civil española, primero, y la II Guerra Mundial, después, ralentizaron el desarrollo de la empresa. Pese a todo, la empresa lanzó en 1941 el que, con el tiempo, se convertiría en uno de sus productos estrella, el cava Carta Nevada, y en 1974 el cava Cordón Negro, actual líder en exportación, presente en más de 140 países.

A principios de los años setenta, con la marca Freixenet totalmente consolidada en el mercado español, se intensificaron las gestiones para llegar a los mercados internacionales. Daba comienzo un proceso expansión ininterrumpido que en los ochenta llevaría al Grupo Freixenet hacia el liderazgo mundial de los vinos espumosos elaborados según el método tradicional.

Actualmente el Grupo Freixenet sigue siendo una empresa familiar 100% y cuenta con 18 bodegas en siete países de tres continentes.