agencias-de-publicidad-dieta-creativos¿Deberían las agencias de publicidad vigilar más de cerca la dieta de sus departamentos creativos? Porque hay alimentos que “disparan” la creatividad y otros que no tanto… Ahora que se inicia un nuevo curso y proliferan los buenos propósitos, es el momento de descubrir los siete nutrientes esenciales de una mente poderosa e imaginativa.

La Universidad de Standford presentaba hace unos meses los resultados de un estudio que demostraba como pasear incrementa en un 60% el flujo de ideas al cerebro. Del mismo modo, la comida puede tener más importancia de la que pensamos en los mecanismos del pensamiento creativo.

Dicen que Picasso se alimentaba básicamente de pescado y espinacas, y que Albert Einstein desayunaba huevos con champiñones… Pero ¿cuál sería la dieta ideal para los creativos de las agencias publicitarias? Según los expertos en nutrición de la compañía alimentaria Kaiku los alimentos esenciales para desarrollar al máximo los resortes de la creatividad son los siguientes:

– Frutos secos y semillas. Almendras, nueces, avellanas, chía, sésamo…fortalecen la memoria y mejoran la capacidad cognitiva gracias a su contenido en Omega-3.

– Pescado azul. Los ácidos grasos de especies como la caballa o el salmón construyen los circuitos por los que se producen las transmisiones del cerebro.

– Fruta. Steve Jobs, fundador de Apple, era un gran entusiasta de las frutas y consideraba que le ayudaban en sus desarrollos creativos. Fuera así o no, lo cierto es que son muy ricas en tirosina, un aminoácido que sintetiza las proteínas encargadas de muchas de las funciones cerebrales.

– Leche. Además de vitaminas y proteínas, su contenido en magnesio también alimenta la memoria y la capacidad de aprendizaje.

– Hidratos de carbono. Avena, pan, patatas…todo este grupo de alimentos aporta glucosa al cerebro por la vía rápida, estimulando la concentración y la memoria, cruciales para el pensamiento creativo.

– Chocolate negro. Los flavonoides contenidos en el cacao ayudan a regular y equilibrar la cantidad de oxígeno que circula por el cerebro.

– Café. Estimula la actividad cerebral de forma natural pero no es recomendable tomarlo a partir de media tarde puesto que interfiere en el sueño, uno de los factores más determinantes para el buen funcionamiento de la mente.