Video-Marketing-Digital
Beatriz Delgado, autora del artículo.

Beatriz Delgado, CEO de Mindshare Spain.

Las revistas de publicidad no paran de decirlo.A todos nos gusta ver vídeos. El vídeo se ha filtrado en cada rincón de nuestras vidas. Está en el feed o muro de nuestras redes sociales preferidas (Facebook, Instagram…); ha reemplazado a los manuales de instrucciones, a los libros de recetas… Es una fuente de entretenimiento y de descubrimiento diarios.

El futuro de los contenidos audiovisuales es brillante. Ya nadie habla de la muerte de la televisión. Sí sabemos que nacerán nuevas y emergentes formas de vídeo que ganan protagonismo a la televisión tradicional.

En Mindshare hemos desarrollado el estudio Future of TV para analizar el panorama audiovisual en los próximos cinco años. La conclusión: habrá más consumo, más fragmentación y más personalización.

1. Más consumo. Mientras que el consumo de la televisión convencional descenderá ligeramente (pero sin desaparecer), el visionado de televisión en general continuará estable. Veremos un fuerte crecimiento en visionado de vídeo en el móvil.

El estudio dice que el consumo de vídeo crecerá un 10% por persona en los próximos cinco años, y alcanzará las seis horas al día en 2022. En concreto, estima que los adultos verán 30 minutos menos la televisión convencional pero 62 minutos más de vídeo bajo demanda al día.

El consumo de VOD (video on demand) crecerá. Casi un tercio de los adultos que ven televisión lo harán bajo demanda.

También lo hará el consumo de vídeos cortos, como revistas de publicidad afirman. Las audiencias más jóvenes devoran este formato (y también, poco a poco, los adultos). Además, en 2020 llega el 5G y esto mejorará la experiencia.

2. Más fragmentación. Veremos más diversidad en el consumo de vídeo a medida que crecen los diversos formatos: en directo, con realidad virtual, mensajería en vídeo… Por eso las plataformas de vídeo a la carta por suscripción (SVOD) continuarán su expansión.

Por otro lado, es cierto que ahora se habla mucho de realidad virtual, y quizás asistamos a una cierta desilusión con esta tecnología a corto plazo, pues todavía se enfrenta a muchas incógnitas relativas al precio o al tipo de experiencias que ofrece. Pero a medio plazo sí veremos una gran evolución en los contenidos.

3. Más personalización. El contenido personalizado será cada vez más frecuente a medida que el vídeo se consume bajo demanda y disminuyen las audiencias masivas. En este contexto, la identificación de audiencias es el tema clave para atraer a los anunciantes. En GroupM trabajamos con [m]PLATFORM, una nueva plataforma que ofrece al cliente los perfiles completos de los usuarios. Veremos también creatividades adaptadas al usuario de forma automática gracias a la tecnología.

Si hace casi cuarenta años sonó aquello de Video killed the radio star, parece que en los próximos cinco años la TV star convencional todavía continuará reinando, pero con el vídeo en múltiples formas y plataformas pisándole los talones.

CINCO IMPLICACIONES PARA LOS ANUNCIANTES

En definitiva, podemos resumir esta investigación en cinco implicaciones para los anunciantes:

1. Continúa considerando el vídeo como un medio.

2. No abandones la televisión tradicional, ya que esta seguirá siendo el medio al que dedicamos más tiempo (exceptuando el target joven).

3. Prepara tu arquitectura de datos para un targeting más exhaustivo.

4. Produce contenido creativo flexible para personalizar en escala.

5. Equilibra el deseo de lanzar un mensaje dirigido a un target concreto con el poder masivo que da la televisión convencional.

Beatriz Delgado, CEO de Mindshare Spain