estrategia-de-marketing-sensory-value-equipo

El equipo de Sensory Value.

Los atributos sensoriales de un producto son parte esencial de su estrategia de marketing. Una nueva consultoría hace su presentación en el mercado con la promesa de ayudar a  las marcas de la industria alimentaria a gestionar dichos aspectos a la hora de tomar decisiones frente a la competencia o incluso ante el lanzamiento de una nueva referencia.

“El principal driver de preferencia y fidelización de un producto para el consumidor es su percepción organoléptica”, afirma Jordi Pongiluppi, director técnico y cofundador de Sensory Value, la consultoría que comienza a operar en Barcelona fruto de la evolución de Product Sensory Consulting Group, compañía con más de 15 años de experiencia en el ámbito de la consultoría estratégica de producto. “Entra en juego el aroma, la textura, la apariencia y otras características difíciles de describir por alguien que no esté específicamente entrenado para ello”, añade.

El objetivo es facilitar la toma de decisiones a los responsables de la estrategia de marketing de las marcas y a los de los departamentos de I+D para colaborar en el desarrollo de alimentos y bebidas con las características sensoriales que más atraen al consumidor.

Para identificar y cuantificar esos atributos sensoriales, la consultoría cuenta con un laboratorio  propio, el SensorExpertLab, en el que aplican la metodología SensorySpectrum para definir las características organolépticas de alimentos y bebidas de una forma objetiva, combinando su análisis con los datos que obtienen el test de consumidores para identificar los sensory assets que permiten entender lo que mueve al consumidor a preferir un producto.”Gestionando de forma correcta dichos sensory assets, las compañías pueden conseguir que sus productos sean superiores a los de la competencia”, asegura Pongiluppi.

Con sede en San Cugat del Vallès (Barcelona), Sensory Value tiene oficinas en Roma y prepara su crecimiento internacional en Francia y América Latina.