La penetración de los smartphones en los 19 mercados más desarrollados tecnológicamente crecerá este año un 46,6%, hasta alcanzar un índice de penetración del 71,5% en 2015. La de las tablets se incrementará un 177% y las televisiones por IP (IPTV) lo harán en un 36% respecto al mismo periodo.

España, con una penetración media del 24,4% de estos nuevos dispositivos tecnológicos, ocupa la octava posición del ranking. De acuerdo con el informe, y mercado a mercado, de manera individual, Noruega encabeza el ranking de penetración en 2012, gracias a su alta aceptación de los smartphones (65%, frente a una media del 44% en los 19 mercados) y las tablets (13%, frente a una media del 9%). Suecia y Dinamarca también se encuentran entre los cinco primeros, demostrando el entusiasmo que Internet y los medios digitales producen en los consumidores tradicionales escandinavos. A pesar de los continuos problemas económicos de la región, los cinco principales mercados se encuentran en Europa Occidental. El mercado mejor situado en el ranking no perteneciente a Europa Occidental fue Canadá, en sexto lugar. Australia, en séptimo lugar, fue el mercado mejor clasificado de Asia Pacífico, mientras que Hungría fue el mejor clasificado de Europa Central y del Este, en el puesto 16. Brasil, en el 17, es el único mercado latinoamericano en el ranking.

De cara a 2015 se espera que sean los Países Bajos ocupen la primera posición del ranking gracias a su rápida adopción de la Televisión por IP, dónde los proveedores de banda ancha están compitiendo para ofrecer como un servicio de valor añadido la ventaja que otorga el vertiginoso avance de la nueva infraestructura de fibra óptica. El rápido crecimiento de la IPTV ya ha comenzado a erosionar el número de abonados a la televisión por cable y vía satélite.

Los responsables del estudio esperan que Europa Occidental se mantenga a la cabeza de la adopción de nuevas tecnologías, contando con cuatro entre los cinco y con siete entre los diez mercados principales en 2015. EE.UU., a pesar de su riqueza y de su fuerte crecimiento económico, está adoptando estas tecnologías con menor rapidez, y se espera que descienda en los rankings de la posición 12 en 2012 a la 14 en 2015, ya que los altos precios de suscripción retardan la aceptación de los smartphones.